Qué Poner en Tu Perfil de LinkedIn Sección Por Sección

By Biron Clark

Published:

LinkedIn

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

Si te preguntas qué poner en tu perfil de LinkedIn o cómo debería ser el perfil ideal, sigue leyendo.

Como antiguo reclutador, voy a compartirlo contigo:

  • Qué poner en tu perfil de LinkedIn: Todas las secciones clave explicadas
  • Por qué tu sección de experiencia en LinkedIn puede ser la más importante, y ejemplos de cómo redactarla para que tu perfil destaque.
  • Consejos para todas las otras secciones importantes de tu LinkedIn y tu perfil llame la atención y te consiga ofertas de trabajo
  • Más consejos y errores que debes evitar en LinkedIn

Qué poner en tu Perfil de LinkedIn Cuando Buscas Trabajo:

Tu perfil de LinkedIn contiene secciones importantes, las cuales son importantes y debes completar:

  1. Foto de perfil
  2. Encabezado de LinkedIn
  3. Resumen de LinkedIn
  4. Descripción de la experiencia laboral
  5. Habilidades
  6. Recomendaciones de colegas
  7. Formación y certificaciones
  8. Logros
  9. Experiencia como voluntario

Ahora que ya sabes qué secciones debes poner en tu perfil de LinkedIn, sigue leyendo para conocer la explicación de cada una de ellas.

1. Foto de Perfil

Los usuarios de LinkedIn verán tu imagen incluso haciendo clic en tu perfil.

La ven cuando comentas un post, cuando intentas conectar con ellos, cuando solicitas un puesto de trabajo y mucho más.

Así que es una pieza crucial que debe incluirse en cualquier perfil.

Cuando completes tu perfil, elige una foto de perfil profesional y agradable en la que se vea claramente tu cara.

Aquí tienes una captura de pantalla de cómo debe ser tu foto, y un gran error que debes evitar. Este es un ejemplo de una búsqueda que realicé como reclutador:

Foto para poner de perfil en LinkedInComo reclutador, no voy a hacer clic en la persona sin imagen de perfil. No tener una foto de perfil en LinkedIn es un gran error si estás buscando trabajo. Los empleadores y reclutadores pueden sospechar que tu cuenta es falsa y, aunque no sea así, se preguntarán por qué no tienes foto cuando prácticamente todo el mundo la tiene.

Parece raro y podria crear preocupaciones innecesarias.

Y elegir la foto equivocada también puede perjudicarte en tu búsqueda de empleo.

Así que elige una foto que parezca profesional para ponerla en tu perfil de LinkedIn. No tiene que ser perfecta. Pero elige una en la que te veas bien vestido y seguro de ti mismo, sonriente, feliz, etc.

LinkedIn ofrece estos 5 consejos para elegir la foto de perfil adecuada si necesitas ayuda con esto.

2. Encabezado de LinkedIn

Al igual que tu foto, el encabezado se verá también antes de que alguien haga clic en tu perfil de LinkedIn.

Aunque tu encabezado tenga menos de 50 palabras, es una de las secciones más importantes de tu LinkedIn, porque influye en que alguien haga clic en tu perfil.

Cuando escribas el encabezado, usa palabras clave y descriptivas que muestren exactamente tus aptitudes y también cómo encajan con el tipo de oportunidad que buscas.

Nota: no hay ninguna norma que establezca que tu encabezado de LinkedIn deba ser tu puesto de trabajo actual o el más reciente.

Será un desperdicio usar encabezados como “Desarrollador de software” o “Representante de atención al cliente”, por ejemplo.

En su lugar, añade más detalles para destacar entre tus colegas en el área. Añade habilidades específicas y palabras clave que muestren más de lo que puedes ofrecer a un empleador si te contrata para un nuevo trabajo.

Aquí tienes 12 ejemplos de encabezados de LinkedIn que te ayudarán a empezar.

3. Resumen de LinkedIn

La sección de resumen de tu perfil de LinkedIn es importante, porque aparece en la parte superior de y es muy flexible en cuanto a lo que puedes incluir.

Puedes incluir enlaces a portafolios o proyectos anteriores, emojis para llamar la atención, o simplemente texto. La personzalización de tu resumen de LinkedIn te da la oportunidad de ser más creativo que muchas otras secciones, así que aprovéchala.

Si no estás seguro de qué escribir y estás en una búsqueda activa de empleo, elige unas cuantas descripciones de puestos de trabajo de las funciones a las que te diriges.

Ahora piensa: “¿Cómo puedo redactar mi resumen para demostrar a los empresarios que tengo las aptitudes y la experiencia que buscan para su puesto?”.

No hay una longitud “correcta” para un resumen de LinkedIn, pero deberías escribir al menos uno o dos párrafos, o escribir mucho más si tienes más información relevante que incluir.

Aquí tienes ejemplos reales de resúmenes de LinkedIn que te ayudarán a redactar el tuyo.

No te saltes nunca esta sección, ya que es una de las primeras en las que se fijan los responsables de contratación.

(Sin embargo, no es el primer lugar en el que miré como reclutador. Esa sección es la siguiente, así que sigue leyendo…).

4. Experiencia Laboral

Aunque tu foto y tu encabezado son lo más relevante para que alguien haga clic en tu perfil de LinkedIn, tu sección de experiencia laboral es lo más importante una vez que vean tu perfil.

Como reclutador, esta era siempre la primera sección que revisaba en el perfil de un candidato. Incluso antes de las habilidades, antes de su resumen y antes de cualquier otra cosa.

Esto se debe a que, cuando los empresarios intentan encontrar personas para sus puestos de trabajo, buscan similitudes entre las descripciones de puestos anteriores y el puesto en sí. La mejor forma de que se den cuenta rápidamente de que es probable que tengas éxito en su puesto, es ver que has realizado tareas similares anteriormente.

(Para tu información, esto también es válido en un currículum). Yo siempre leo la experiencia laboral del currículum antes que cualquier otra cosa, (y es por mucho la sección más importante de tu currículum).

Así que utiliza los siguientes consejos para que tus descripciones de trabajo en LinkedIn destaquen…

Las secciones “principales” deben ser más breves que el currículum.

Cuando se trata de cosas como tu experiencia laboral y tus viñetas, tu perfil de LinkedIn debe ser más corto que tu currículum. Ten en cuenta que la gente solo dedicará unos segundos a cada oferta de empleo.

Así que elige las 3 o 4 viñetas de tu curriculum más destacadas por trabajo y ponlas. Pero quita el resto.

Considera también la posibilidad de incluir una descripción de solo una frase sobre tu trabajo en cada puesto, justo encima de las viñetas. Esto suele ser un poco más largo en un currículum, pero si ya tienes una sola frase como descripción en tu currículum, puedes copiarla. Si no, yo la reduciría un poco.

La única excepción a esta regla: El “resumen” que aparece debajo de tu nombre pero encima de tu historial laboral en LinkedIn. Yo recomendaría que fueran 2-3 frases en tu currículum, y más o menos de la misma longitud también en LinkedIn.

Así que eso es algo que PUEDES copiar. Si no sabes cómo redactar un resumen de currículum que destaque e impresione a los empleadores, aquí puedes aprender a hacerlo.

Cuánto Tiempo Debe Durar la Descripción de Cada Puesto de Trabajo en LinkedIn

No hay un límite. Aquí no hay “regla de oro”. Algunas personas leerán más contenido si lo pones. La cosa es que el objetivo de tu LinkedIn (o currículum), no es conseguir que lean cada palabra. Es para que te contesten y te inviten a una entrevista, ¿no?

Puede que aún tengan algunas preguntas y quieran saber más después de leer tu LinkedIn, pero verán lo suficiente como para querer hablarte. Y ese es el objetivo. El resto lo averiguarán haciéndote preguntas en la entrevista.

Y ser breve te obligará a centrarte en reducir tus puntos y logros solo a los más impresionantes.

Si te dijera que incluyeras 10 viñetas por trabajo, no serías tan detallista y no escribirías viñetas de calidad. Pero si lo limitas a 3-4 viñetas por trabajo como te estoy sugiriendo, tu perfil de LinkedIn tendrá solo las más llamativas.

Dedicar tiempo a “recortar lo que sobre” y poner sólo lo mejor de ti en LinkedIn te hará destacar y, al mismo tiempo, hará que tu perfil resulte más atractivo de leer o revisar, que es lo que quieres al solicitar un empleo.

Muestra tus Progresos y Avances Cada Vez que Puedas

A los empresarios les ENCANTA que avances dentro de una empresa, que te asciendan, etc.

Así que siempre que puedas demostrarlo, hazlo.

He aquí un ejemplo muy sencillo del primer trabajo de contratación que tuve. Empecé como Ejecutivo de Contratación y luego me ascendieron a Ejecutivo de Contratación Senior. Así que me aseguré de mostrar este ascenso en mi LinkedIn:

qué poner en LinkedIn captura de pantalla como ejemplo

Ten en cuenta que tu perfil debería tener más detalle que este.

Edité esto porque es información muy antigua, no estoy buscando trabajo, todo el mundo sabe lo que significa el puesto “Reclutador Ejecutivo”, y sobre todo quiero mostrar mi avance y el liderazgo que empecé a aplicar aquí.

Pero en tus 2-3 trabajos más recientes… asegúrate de poner más detalles sobre lo que implica realmente tu empleo.

Intenta que sean unos 4 puntos, como he mencionado antes. Lo primero que quieren ver los jefes de contratación y los reclutadores es en qué has trabajado o qué has conseguido recientemente.

Una nota más sobre cómo mostrar tu avance y progreso: No siempre tiene por qué ser un cambio oficial de puesto o de salario. Si has cambiado de responsabilidades (por ejemplo, si has empezado a a dar tutorías o formar a nuevos miembros del equipo), puedes mencionarlo en tu perfil de LinkedIn y mostrar cómo has progresado (aunque tu salario o tu puesto no hayan cambiado).

Enfócate Sobre Todo en Tu Más Reciente Trabajo

Esta es una de las estrategias clave que recomiendo para saber qué poner en tu perfil de LinkedIn…

Ahora bien, si estás buscando trabajo en caso de poca experiencia o justo después de graduarteSi tienes muchos años de experiencia laboral y muchos trabajos anteriores, dedica más tiempo (y espacio) en tu perfil de LinkedIn a los dos o tres trabajos más recientes.

Así, por ejemplo, el empleo más reciente podría tener 4 puntos y una descripción de 2 frases arriba.

El siguiente puesto tendría 3-4 viñetas y una descripción de una frase.

Y así sucesivamente…

Para cuando llegues al cuarto o quinto trabajo, puede que sólo sea una descripción de una frase con 2 viñetas, o sólo 2-3 viñetas.

Esto no es una regla que debes cumplir al 100%, pero es el patrón general que debes seguir: utiliza la mayor parte de tu tiempo, y la mayor parte del espacio de tu historial laboral en LinkedIn, para escribir sobre tu trabajo más reciente.

No Es Necesario Poner Todos los Empleos Anteriores en tu Perfil de LinkedIn

Al igual que con tu currículum, considera la posibilidad de eliminar todos los puestos si son muy antiguos y no tienen nada que ver con lo que estás solicitando ahora.

Este consejo aplica sobre todo para los solicitantes de empleo con más de 15 años de experiencia.

No hay ninguna norma que diga que tienes que enumerar todos los trabajos anteriores al redactar tu perfil de LinkedIn o tu currículum.

Cómo Dar Formato a tu Historial Laboral en LinkedIn – Hazlo Simple

También puedes ver cómo he utilizado un formato muy sencillo para llamar la atención en la captura de pantalla anterior. Acabo de escribir “–” antes de las descripciones, y se destaca visualmente en el ejemplo anterior.

Así que puedes plantearte hacer algo así también, pero sin exagerar. A ningún reclutador o jefe de contratación le gusta un perfil saturado de símbolos, emojis y otros gráficos que dificulten la lectura o la concentración.

Así que busca una o dos pequeñas cosas que destaquen, pero luego mantenlo muy sencillo y enfócate en escribir un contenido que impresione y que haga que el lector quiera programar una entrevista telefónica o hablar contigo.

Además, copia lo que se vea bien en otros perfiles. Toma ideas prestadas. Si crees que los mejores escritores no toman ideas de otros, te equivocas. Así que no es necesario empezar con una “página en blanco” para todo esto. Observa a otras personas de tu área, toma una idea de aquí o de allá y toma nota de lo que te parece bien y de lo que no.

Ahora, no hagas una copia exacta del perfil de LinkedIn de otra persona. No vayas a plagiarlo. Pero tómalo como inspiración.

5. Habilidades

LinkedIn te da 50 espacios para habilidades y debes aprovecharlos al máximo cuando completes tu perfil.

Las habilidades de LinkedIn sirven como palabras clave y ayudarán a que tu perfil aparezca más arriba en las búsquedas de los reclutadores.

Sólo puedes incluir unas pocas palabras clave en tu titular, resumen de LinkedIn y otras secciones.

Al menos, que no parezca que estás saturando de palabras clave tu perfil para que te vean (eso no es bueno).

En cambio, en LinkedIn se pueden rellenar las 50 casillas de habilidades y seguir teniendo un perfil de aspecto natural.

Esto ayuda enormemente a los reclutadores a encontrarte en los resultados de búsqueda, así que aprovéchalo.

Puedes incluir habilidades específicas relacionadas con el puesto de trabajo, pero también habilidades interpersonales. Da rienda suelta a tu creatividad y haz una lista variada de las habilidades que has ido adquiriendo a lo largo de tu carrera, pero centrándote en las 50 que los empleadores considerarán relevantes para el puesto que esperas conseguir en el futuro.

6. Recomendaciones

Las recomendaciones de LinkedIn son una buena forma de demostrar a los empleadores que tu experiencia profesional es relevante y que has rendido a un alto nivel en trabajos anteriores.

La mayoría de las personas que utilizan LinkedIn no tienen ni una sola recomendación por escrito (lo cual es diferente de obtener confirmación de aptitudes). Así que pida a compañeros con los que haya trabajado en tu carrera que escriban recomendaciones hablando de la calidad de tu trabajo, y ofrece hacer lo mismo por ellos.

Lee este artículo para ver ejemplos de recomendaciones de LinkedIn y cómo pedirlas.

7. Formación y Certificaciones

A continuación, completa la información sobre tu formación y añade las certificaciones y licencias pertinentes que hayas obtenido en tu carrera.

No obstante, al igual que en las secciones anteriores, piensa en lo que es relevante para el puesto y el sector al que te dedicas. Si trabajas en un sector estrechamente relacionado con tu formación académica, puedes incluir más información.

Si has tenido una larga carrera profesional y te has alejado de todo lo relacionado con lo que estudiaste en la universidad, puedes mencionar brevemente tu titulación sin tantos detalles.

Ese es el camino que yo seguí en mi carrera; me licencié en Finanzas pero nunca acepté un trabajo en esa área, así que simplemente menciono mi titulación sin tantos detalles en mi perfil. Utilízalo como ejemplo de qué hacer si simplemente quieres demostrar que tienes un título, pero si has avanzado en tu carrera y ya no es relevante para la mayoría de los empleadores:

explicación de la sección de formación en LinkedIn

Si crees que mejorar tus habilidades o añadir un nuevo curso a tu formación te ayudaría a encontrar un nuevo trabajo, también puedes hacer cursos directamente en LinkedIn, a través de LinkedIn Learning.

Esta es otra buena forma de hacer que tu perfil de LinkedIn destaque ante posibles empleadores.

8. Logros

LinkedIn ofrece una sección dedicada a tus logros en la que puedes destacar desde los idiomas que hablas, hasta los proyectos y publicaciones en los que has participado.

Esta sección es un buen lugar para mencionar cualquier proyecto paralelo o afición que complemente tu carrera profesional. También puedes ampliar tu experiencia profesional incluyendo premios y proyectos relacionados con el trabajo.

Al igual que la sección de Resumen, esta sección es increíblemente personalizable, por lo que puedes ser creativo y utilizarla de diferentes maneras en función de tu área y tipo de empleo.

He aquí un ejemplo de mi sección de Logros hasta este momento:

ejemplos de la sección de logros en el perfil de LinkedIn

El lector puede ampliar cada uno de estos logros (haciendo clic en las flechas de la derecha) y, para algunos tipos de logros, puedes incluso incluir enlaces a sitios externos.

Esto es útil para mostrar publicaciones y otros logros que son completamente independientes de LinkedIn.

9. Experiencia de Voluntariado

Si has realizado algún trabajo como voluntario, LinkedIn te permite una sección específica para incluirlo también.

Accede a tu perfil de LinkedIn, haz clic en el botón “Añadir sección” y selecciona “Experiencia como voluntario”.

Esto te permite añadir otra sección para impresionar en tu perfil de LinkedIn, la cual algunos solicitantes de empleo no tienen, y te da la oportunidad de mostrar a los empleadores que eres una persona completa en tu carrera y activa en la comunidad.

Los empleadores de cualquier área considerarán la experiencia de voluntariado como un rasgo relevante y favorable.

Conclusión: Qué Poner en Tu Perfil de LinkedIn

Sin importar que estés buscando trabajo, o simplemente quieras hacer crecer tu red contactos o tu marca personal, las secciones anteriores son elementos imprescindibles que debes incluir en tu perfil de LinkedIn.

Si completas las secciones anteriores, aparecerás en más resultados de búsqueda, harás más conexiones profesionales y recibirás más ofertas de trabajo a través de LinkedIn.

Una vez que hayas completado tu perfil, no debes esperar a que la gente conecte contigo.

Participa activamente con tu perfil para crear tu red y hacer contactos. Conéctate con gente de tu área, únete a grupos relevantes de LinkedIn, participa en debates o inicia algunos propios, deja comentarios en publicaciones que te parezcan interesantes y repite el proceso para que tu perfil tenga más visibilidad.

Esto ampliará el número de personas que ven tu perfil de LinkedIn y te dará acceso a más oportunidades.


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.