Procesos de Oferta de Trabajo: ¿Por Qué Tarda Una Oferta de Empleo?

By Biron Clark

Published:

Salario y ofertas de empleo

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

Si te preguntas por qué tardan las ofertas de trabajo, o cuál es el proceso de una oferta de empleo, este artículo es para ti.

Como ex reclutador, voy a compartir lo que ocurre en los procesos de oferta de trabajo, las razones de sus retrasos y por qué a menudo se tarda tanto tiempo en conseguir una oferta durante tu búsqueda de empleo.

También compartiré algunos consejos que los solicitantes de empleo pueden utilizar para conseguir una oferta de trabajo en menos tiempo.

Vamos a ello.

¿En Qué Consiste el Proceso de Oferta de Empleo?

Los típicos procesos de oferta de trabajo implica varias rondas de entrevistas y varios candidatos. Por eso las ofertas de empleo tardan tanto.

Después de cada entrevista, los miembros del equipo se reunirán para comentar su impresión general sobre ti, sus preocupaciones, tus puntos fuertes y débiles, y si eres uno de los candidatos a los que quieren seguir entrevistando.

Finalmente, se selecciona a un candidato para recibir una oferta de trabajo.

Una vez seleccionado el candidato, el empresario aún tiene que comprobar sus antecedentes, decidir el salario, presentar una oferta formal por escrito y fijar la fecha de inicio.

Todos estos son pasos y consideraciones importantes para el empresario y pueden hacer que la oferta de trabajo tarde más de lo que esperas.

En promedio, el proceso de una oferta de trabajo dura entre cinco y siete días. En pocos casos, un empresario te dejará esperando varias semanas antes de que recibas una oferta de trabajo.

Casi siempre hay más de una persona implicada en las decisiones de contratación de un empresario, lo que puede provocar retrasos adicionales. Cuantas más personas y departamentos intervengan en la decisión, más lento será el proceso en la mayoría de los casos.

A continuación, vamos a examinar más detenidamente algunas formas concretas en las que tu oferta de trabajo podría tardar más de lo esperado, y después te contaré lo que puedes hacer para conseguir el puesto más rápidamente.

¿Por Qué Tardan Tanto las Ofertas de Trabajo?

Las ofertas de trabajo tardan tanto porque las decisiones de contratación son cruciales para una empresa y una decisión equivocada sale cara. El proceso de entrevista y contratación implica a múltiples personas y departamentos, lo que aumenta la probabilidad de retrasos, complicaciones y una larga duración.

El proceso de contratación puede retrasarse mientras la empresa entrevista a otros candidatos. Incluso es posible que hayan hecho una oferta a otro candidato y pasen a su segunda opción si el primer candidato no acepta.

Todo lo que conllevar la contratación y entrevista también puede retrasarse cuando el responsable o el equipo implicado están ocupados con otras tareas laborales. El encargado de la contratación tiene muchas responsabilidades aparte de entrevistar a los candidatos, como gestionar el trabajo diario y los objetivos de su equipo.

El proceso de contratación también puede retrasarse si la empresa sufre un cambio en el presupuesto o la estrategia de personal.

Por último, las ofertas de trabajo pueden tardar mucho si los miembros clave del equipo están fuera de la oficina por enfermedad, vacaciones u otros motivos. Por este motivo, el proceso de contratación tiende a ralentizarse durante las vacaciones.

Lee este artículo para conocer las mejores y peores épocas del año para solicitar empleo.

Ahora que ya conoces los procesos de oferta de trabajo y algunas de las razones por las que pueden tardar tanto, vamos a ver cómo puedes acelerar tu búsqueda de empleo y conseguir esa oferta más rápido.

Cómo Conseguir Ofertas de Trabajo Más Rápido

A continuación, voy a compartir los mejores consejos para obtener respuestas más rápidas y que no esperes más de lo necesario.

Seguimiento y recordatorios

Después de cada etapa del proceso de entrevista, pregunta cuándo puedes esperar recibir información y qué ocurre a continuación.

Pregunta también qué persona de la empresa estará en contacto, para saber a quién dirigirte en caso de necesitarlo.

A continuación, recuerda que debes darle seguimiento al empleador si no has obtenido una respuesta de su parte.

No esperes semanas después de una entrevista cuando algún empleado de Recursos Humanos de bajo nivel puede simplemente haberse olvidado de responderte o darte alguna noticia. Haz un seguimiento.

Si es que te han rechazado para el trabajo, es mejor saberlo en vez de pasar semanas preguntándote por el puesto.

Haz siempre un seguimiento. Puedes llevar un registro de todo en Excel o mediante otro método.

Comunícate con claridad y eficazmente

A la hora de programar entrevistas y prepararte para recibir una oferta de trabajo, puedes ahorrar tiempo y eliminar esperas proporcionando información clara y precisa al empresario.

Indica diferentes horarios de disponibilidad al responder a una solicitud de entrevista, por ejemplo.

Responde también a los correos electrónicos de la empresa en un plazo de 24 horas.

Cuanto más eficaz sea tu comunicación, más probabilidades tendrás de que te ofrezcan el puesto rápidamente.

Anticípate a las necesidades del empresario

Ten preparadas de antemano las referencias, los requisitos salariales, cuándo puedes empezar a trabajar y otra información que esperas que te pida la empresa.

De este modo, cuando los empresarios quieran contratarte, no habrán retrasos para proporcionar la información necesaria.

A la hora de cubrir puestos de trabajo, la mayoría de los empleadores te harán pasar por los mismos pasos y te pedirán la misma información.

Así que empieza a tomar nota de lo que pide cada empresa a lo largo del proceso de entrevista, y el proceso será más fluido con cada nuevo empleador que te contacte.

Mejorarás a lo largo de tu carrera.

No dejes de solicitar empleo hasta que hayas firmado una oferta de trabajo

Uno de los errores más comunes que cometen los candidatos es acudir a una o dos entrevistas, entusiasmarse con el puesto y esperar a recibir una respuesta en lugar de solicitar más trabajos mientras eso ocurre.

Cuando hablo con candidatos que llevan meses o incluso años buscando sin suerte, este es uno de los errores que escucho con más frecuencia.

Los empresarios entrevistan a mucha gente antes de contratar a alguien, y no haces más que aumentar las posibilidades de una larga búsqueda de empleo si te detienes a esperar después de entrevistarte para un trabajo.

Es mejor recibir varias ofertas de trabajo y elegir la mejor, que sentarse a esperar una oferta que nunca podría llegar.

Así que muéstrate interesado y entusiasmado con cada rol. Haz el seguimiento necesario y mantente al tanto de las opiniones de cada empresa.

Pero también hay que tener en cuenta que las empresas entrevistan a mucha gente en promedio, y sólo una de las personas entrevistadas conseguirá el trabajo.

No sabes quién más se ha postulado, qué tiene en su currículum y cómo fue su entrevista. Por lo tanto, es riesgoso y tonto dar por hecho que te van a contratar aunque veas muchas señales de que te ha ido bien en la entrevista.

No me canso de repetirlo: si quieres que la búsqueda de empleo sea más corta y te frustra que las ofertas tarden tanto, tienes que centrarte en factores que puedas controlar, como el número de empleos que solicitas.

No puedes hacer que un empleador elija a quién contratar en una semana en lugar de dos, pero puedes utilizar ese tiempo extra para enviar correos electrónicos a 20 nuevos empleadores. Así se consigue una oferta de trabajo más rápido.

Conclusión: ¿Por Qué Tardan Tanto las Ofertas de Trabajo?

Son muchos los factores y las personas que intervienen en una decisión típica de contratación y, por tanto, muchas las posibles razones por las que el proceso puede llevar tanto tiempo. Varios candidatos pasan por múltiples entrevistas, y luego cada persona de la empresa debe reunirse y discutir esas entrevistas para decidir a quién contratar.

Incluso, después de que la empresa sepa a quién quiere contratar de entre los entrevistados, tiene que decidir un salario, llevar a cabo los procedimientos necesarios y elaborar una oferta con su equipo jurídico, el equipo de RRHH y otros.

El proceso exacto y los recursos necesarios para preparar una oferta dependen de cada empresa, pero casi siempre es un proceso complejo que implica reuniones, llamadas telefónicas, papeleo y varios miembros del equipo directivo.

Por eso las empresas tardan tanto en hacer una oferta de trabajo.

Afortunadamente, si has leído la segunda parte de este artículo, sabrás cómo conseguir que las empresas tomen una decisión de contratación más rápidamente y, al mismo tiempo, aumentar el número de ofertas de trabajo que recibes. Si te has saltado esta información, te recomiendo que vuelvas a leerla con atención.


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.