Por Qué se Fracasa en las Entrevistas de Trabajo: Los 13 Errores Más Comunes

By Biron Clark

Published:

Preparación de la Entrevista

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

Hay 13 razones comunes por las que la gente fracasa en las entrevistas… desde no mostrar los rasgos de personalidad que los empresarios quieren ver, hasta no hacer el tipo de preguntas adecuadas al final de la entrevista.

Muchos solicitantes de empleo acuden a mí diciendo: “Sigo fracasando en las entrevistas”, pero no están seguros de qué tienen que cambiar (o de si hay algo que PUEDAN cambiar).

Créeme, lo hay. Y voy a compartirlo todo en este artículo.

Empecemos…

Si sigues fracasando en las entrevistas de trabajo, NO es por tu currículum

Escucho a muchos solicitantes de empleo decir: “No me contratan en mis entrevistas, debe ser que no tengo en mi currículum la experiencia que quieren”.

Esa no es la razón.

Si el empresario te ha invitado a una entrevista, es que le ha gustado tu currículum.

Una vez estés en la entrevista, depende de ti impresionarles con CÓMO describes tu experiencia, qué tipo de actitud les muestras, qué preguntas les haces al final, etc.

Tu currículum tiene una misión: Conseguir que te inviten a entrevistas. Si lo hicieron, entonces tu currículum está funcionando.

Pasemos ahora a algunas posibles razones que pueden estar costándote ofertas de trabajo en tus entrevistas.

Estas son las principales razones por las que la gente fracasa en las entrevistas de trabajo…

13 Razones Comunes Por Las Que la Gente Fracasa en las Entrevistas de Trabajo:

1. No has investigado mucho sobre el trabajo y la empresa

No subestimes este paso.

Los empresarios quieren contratar a alguien minucioso y trabajador, sea cual sea el puesto para el que te entrevisten.

Y la primera forma de demostrarles que trabajas duro y no escatimas en gastos, es llegar a la entrevista conociendo su trabajo y su empresa.

Intenta saber más que cualquier otra persona a la que hayan entrevistado.

Estudia la descripción del puesto y toma nota de las principales responsabilidades.

También investiga a la empresa.

Conoce cómo ganan dinero, quiénes son sus clientes, quiénes son sus principales competidores, qué tamaño tienen (100 empleados, miles de empleados, etc.), etc.

Trata de imaginar lo que hacen otras persona que busca trabajo y haz el doble de eso. Así es como destacarás.

Esto es puro esfuerzo. No necesitas talento para hacerlo. Sólo tienes que esforzarte.

Y los empresarios se dan cuenta de que has hecho una investigación extra.

Tu nivel de confianza a la hora de responder a preguntas durante la entrevista como “¿Por qué has solicitado trabajo aquí?” o “¿Qué sabes de nosotros?” es completamente diferente cuando has investigado a fondo. Tu entrevistador se dará cuenta y le encantará.

2. No les hiciste muchas preguntas

Los empresarios quieren contratar a alguien que busque cosas concretas al solicitar un empleo y sepa lo que quiere.

De lo contrario, temerán que te aburras, que no te guste el trabajo, que te vayas en cuanto encuentres algo mejor, etc.

¿Y cómo puedes saber si su trabajo es adecuado si no haces preguntas?

Pues, no hacer suficientes preguntas es una gran señal de alarma para los empresarios y les hará pensar que realmente no te importa el tipo de trabajo que termines obteniendo. Pensarán que estás desesperado y quieres cualquier trabajo, o que estás intentando hacer lo mínimo para que te contraten.

Y todas estas son razones por las que seguramente estás fracasando en las entrevistas.

Debes hacer al menos una o dos preguntas a cada persona con la que te reúnas. Si quieres saber qué preguntas hacer, tenemos una guía detallada sobre las mejores preguntas para hacer al entrevistador.

3. No enviaste correos electrónicos de agradecimiento a cada persona con la que te reuniste

Esta es otra forma de demostrar que eres una persona muy trabajadora y que da los pasos necesarios para ir más allá de lo que se le pide. En lugar de alguien que escatima esfuerzos o espera a que le pidan que haga algo.

¿Y qué tipo de persona crees que contratan los empresarios?

Yo recomendaría enviar un correo electrónico de agradecimiento a cada persona con la que te hayas reunido cara a cara en una entrevista. Envíalo al día siguiente a la hora de comer, o por la tarde después de la entrevista, cuando llegues a casa.

Puedes utilizar esta guía paso a paso con ejemplos si no estás seguro de qué enviar.

4. Has dado respuestas incoherentes, has mentido, o no pareces digno de confianza.

Es importante ser auténtico y admitir cuando no se sabe algo, y luego demostrar que se está dispuesto a aprenderlo.

El mérito de esta idea corresponde a un lector de LinkedIn, quien me dio esta respuesta cuando le pregunté por consejos infravalorados para una entrevista.

por qué la gente fracasa en las entrevistas

Decir “no” es mejor que dar una respuesta vaga.

Está bien decir una o dos veces en una entrevista “no estoy seguro” o “no, nunca lo he hecho, pero me encantaría aprenderlo”.

Esto es mucho mejor que intentar mentir o dar una respuesta larga y confusa. Los jefes de contratación son inteligentes. Se dan cuenta de que eso es lo que estás haciendo.

Y si no sienten que pueden confiar en ti, no te contratarán.

Así que la próxima vez que sientas la tentación de mentir en una entrevista, recuerda que ser sincero y honesto puede hacerte ganar MUCHOS puntos de simpatía ante el responsable de contratación y, en ocasiones, puede hacer que te contraten.

Sentirse presionado para decir “sí” a todas las preguntas, o actuar como si lo supieras todo, es una razón común por la que la gente no consigue ser contratada en sus entrevistas de trabajo.

Los jefes de contratación NO esperan que puedas decir que has hecho todas y cada una de las cosas por las que te preguntan.

De hecho, un buen entrevistador te preguntará cosas que no sabes. ¿De qué otra forma pueden encontrar tus límites?

Tenlo en cuenta en tu próxima entrevista.

5. No pudiste explicar qué quieres ahora mismo en tu búsqueda de empleo

Esto es algo de lo que muchos solicitantes de empleo no se dan cuenta, o simplemente lo subestiman.

Los empresarios siempre quieren a alguien que apunte a cosas concretas en su búsqueda de empleo.

Si parece que no has pensado lo que quieres hacer después en tu carrera, a los empresarios les preocupará que cambies de opinión y te vayas, que no disfrutes del trabajo y te aburras, etc.

Así que si quieres más ofertas de trabajo, ¡demuestra a los empresarios que sabes lo que quieres hacer!

Y si estás desempleado, prepárate para explicar por qué dejaste tu puesto anterior. Aquí tienes 20 ejemplos de respuestas.

Además, asegúrate de haber preparado una buena respuesta cuando el “háblame de ti” surja. Suele ser lo primero que te preguntan y es una forma de contarles tu historia, mientras los pones al día de lo que estás buscando en ese momento. (Así es como recomiendo terminar tu respuesta a “háblame de ti”).

6. No pudiste explicar por qué quieres específicamente el trabajo

Después de demostrarles que sabes lo que buscas en tu solicitud de empleo, prepárate para explicarles cómo encaja su trabajo específico en todo eso.

Aquí es donde te ayuda hacer una investigación previa. Revisa a fondo la descripción del puesto para poder nombrar responsabilidades que te apetezca hacer y con las que quieras desarrollar habilidades.

A los empresarios les encanta hacer preguntas como “¿por qué has solicitado este puesto?” para comprobar si tienes motivos concretos para hacerlo.

Y no vas a conseguir muchas ofertas de empleo diciendo que sólo necesitas un trabajo, o que tienes facturas, o que estás desempleado y necesitas encontrar trabajo.

He hablado con muchos solicitantes de empleo que no lo entienden, o que se sienten frustrados cuando se lo explico.

Dicen: “Sólo necesito un trabajo. ¿Por qué tengo que actuar como si su trabajo fuera especial?”.

La verdad es que: Si no te importa su oferta de trabajo, probablemente encontrarán a alguien a quien sí le importe. Esta es una razón muy probable por la que la gente fracasa en las entrevistas y no es contratada.

Te recomendaría que pensaras más en lo que SÍ quieres hacer, y luego solicitar sólo ese tipo de trabajo.

Limita tu búsqueda de empleo. Haz menos solicitudes de empleo, pero mejor adecuadas para ti.

Y no me refiero sólo a los puestos para los que estás apto, sino a los que realmente quieres. A eso me refiero cuando digo “mejor adecuados”.

Recibirás más ofertas de trabajo si puedes explicar exactamente por qué has presentado tu postulación.

7. No mostraste emoción/entusiasmo

Los jefes de contratación quieren a alguien que llegue y se muestre positivo, enérgico y entusiasmado con el trabajo.

No pasa nada si no eres la persona más ruidosa y enérgica. Yo tampoco lo soy,

Pero tienes que “subirle” un poco y mostrar ALGO de entusiasmo.

Si te hablan de una parte del trabajo que te parece interesante, dilo. Intenta decir “Qué bien. Suena muy interesante” al menos una o dos veces en una entrevista en la que te estén informando sobre las funciones del puesto.

Te vas a unir a su equipo y quieren a alguien con energía, entusiasmado y que se preocupe por su trabajo.

8. Fuiste demasiado humilde

No olvides que tu labor durante una entrevista de trabajo es venderte a ti mismo.

Aunque es bueno ser humilde y honesto, no hay que ser demasiado tímido a la hora de decirles en qué eres bueno y qué harás por ellos.

Habla de tus logros pasados. Habla de lo que se te da mejor. ¿En qué eres experto?

¿Para qué te han pedido ayuda tus compañeros de trabajo en el pasado?

¿Has capacitado a alguien más? ¿Te ha pedido tu jefe ayuda sobre algún tema en el pasado?

¿A qué has dedicado más tiempo en tu carrera?

Si estás recién graduado, ¿en qué te enfocaste durante tus estudios?

Eres un experto en estas cosas, así que actúa como tal. Los empresarios quieren contratar a alguien que tenga conocimientos especializados y al llegar pueda ayudarlos de inmediato. No seas tímido al demostrarlo.

Para empezar, prepara una buena respuesta a“¿cuál es tu mayor logro?“.

Elige algo reciente si es posible, que demuestre una habilidad que también será útil en este trabajo.

Piensa también en cómo responderías a preguntas como éstas:

9. No hiciste que se tratara de ELLOS

Además de mostrarles tu experiencia, asegúrate de hacerles saber claramente cómo esas habilidades los ayudará en este trabajo.

Esto es algo que la mayoría de los que buscan trabajo no hacen, y es una de las principales razones por las que mucha gente fracasa en las entrevistas.

La mayoría de los solicitantes de empleo piensan que la entrevista trata sobre ellos mismos. La clave para conseguir más ofertas de trabajo es hacer que tus respuestas también se refieran al empresario.

Explica cómo encajan tus habilidades en su trabajo.

¿De qué manera tus logros pasados te prepararán para tener éxito en las tareas que vas a realizar para ellos?

Si no estudias detenidamente la descripción del puesto, no podrás hacer nada de esto.

Si no haces esto mientras te preparas, probablemente sea la razón por la que sigues fracasando en las entrevistas.

Si quieres ejemplos de buenas respuestas para una entrevista, lee este artículo.

10. No parecías “entrenable”

Los reclutadores no quieren contratar a alguien que parezca testarudo o poco dispuesto a aprender a hacer las cosas a su manera… por mucho talento que tengas.

Cada empresa hace las cosas de un modo distinto y esperan que aprendas cómo funcionan (aunque hayas hecho exactamente este trabajo en el pasado).

Así que demuestra siempre que tienes una mentalidad abierta y estás dispuesto a adaptarte a nuevas ideas.

Todos los directivos han tenido alguna vez un empleado con talento que se niega a seguir la forma de hacer las cosas de la empresa, y eso no es agradable para ellos. No quieren contratar a otra persona así.

11. Tu lenguaje corporal o apariencia no eran las mejores

La gente te juzga visualmente antes que cualquier otra cosa. En una fracción de segundo, el responsable de contratación se llevará una primera impresión de tu expresión facial y tu lenguaje corporal.

Por eso merece la pena vestirse bien para las entrevistas y asegurarse de tener un lenguaje corporal confiado durante toda la entrevista.

Practica una buena postura, tanto al sentarte, como al caminar o estar de pie.

Mantén el contacto visual cuando hables y escuches. (A la mayoría de la gente le resulta más difícil hacerlo mientras habla).

No cruces los brazos ni adoptes una postura defensiva cuando te sientes. Intenta sentarte abierto y relajado.

Evita también dar golpecitos con las manos o los pies o hacer cualquier otra cosa que pueda distraer al entrevistador.

Para obtener más ayuda al respecto, tenemos un artículo completo aquí sobre cómo mostrar confianza en las entrevistas de trabajo. (Incluye una imagen de cómo es una postura defensiva y cómo evitarla al sentarse en la entrevista).

Pueden parecer pequeños detalles, pero la impresión que transmites visualmente, es a menudo tan importante como las palabras que dices.

Si estás diciendo las cosas “correctas” pero no vas a tus entrevistas con una apariencia que las respalde, podría ser una razón por la que estás fracasando en las entrevistas.

12. No has establecido una buena relación con el jefe de contratación

Durante la entrevista de trabajo, no olvides que estás hablando con una persona real.

Este responsable de contratación está decidiendo a quién incorporará a su equipo y con quién trabajará cada día en un futuro próximo.

Por eso es importante establecer una conexión personal.

Si te preguntan algo sobre ti, intenta hacerles una pregunta de vuelta. (Por ejemplo, si te preguntan si practicaste algún deporte en la universidad, puedes responder y decir “¿y tú?”).

Además, cuando te sientes, intenta echar un vistazo a la oficina de la empresa para ver si hay algo que puedas utilizar en una conversación. Por ejemplo, ¿tienen fotos de sus hijos haciendo deporte, etc.?

Hace poco tuve un debate sobre este tema en LinkedIn, cuando pregunté a la gente cuál era su consejo favorito para destacar en una entrevista de trabajo:

no establecer una buena relación: por qué algunos solicitantes de empleo fracasan en las entrevistas

Los jefes de contratación se acordarán de ti por esto.

No desvíes totalmente la conversación si están intentando hablar del trabajo contigo, pero aprende una o dos cosas sobre ellos y demuestra que te interesa conocerlos como personas antes de que termine la entrevista.

13. Tus habilidades no eran las que necesitaban

Ahora hemos repasado 12 posibles razones por las que la gente fracasa en las entrevistas de trabajo. Y por último, sí, también es posible que te hayan invitado a una entrevista y luego se hayan dado cuenta de que tu perfil no se ajusta a lo que necesitan.

Eso ocurre a veces.

Pero a menudo es otra cosa. Es uno de esos otros 12 factores que hemos visto antes.

Así que si sigues fracasando en tus entrevistas, fíjate en los aspectos que SÍ puedes controlar. No le eches la culpa a la mala suerte, ni a tu currículum (que ahora sabes que probablemente no sea el problema si has leído el principio de este artículo).

Hay muchas cosas que puedes controlar y cambiar para empezar a recibir ofertas de trabajo, en vez de fracasar en tus entrevistas.

Hace poco, un solicitante de empleo leyó una guía para entrevistas que escribí y me dijo lo siguiente sobre las creencias que tenía antes de leerla:

No tenía ni idea de cómo hacer realmente una entrevista. Mis amigos me decían: ‘Hazlo lo mejor que puedas, ya que está fuera de tu control’.

Creo que mucha gente cree eso: que está fuera de tu control. Y se equivocan.

Continuó diciendo:

“En diez o quince minutos, me di cuenta de que he estado haciendo entrevistas de la manera incorrecta todo el tiempo. Estaba demasiado obsesionado en simplemente responder a las preguntas de los entrevistadores sobre mí mismo. Ahora sé relacionar mis puntos fuertes con las tareas del puesto y mostrarles cómo les ayudaría a a realizar las tareas”.

Creo que esto ilustra lo que intento decir aquí: que PUEDES cambiar las cosas y dejar de fracasar en tus entrevistas.

Está bajo tu control.

Espero que este artículo pueda convencerte de eso.

La gente que te dice que todo es suerte, o que no hay nada que puedas cambiar, no sabe de lo que habla.

Así que sigue intentándolo, sigue adelante. Sólo te falta una buena entrevista para conseguir un trabajo.

Pero cambia algo si sigues siendo rechazado y fracasando en tus entrevistas. Hay que empezar por los pasos anteriores.


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.