Lista de Puntos Fuertes y Débiles del Empleo (25 Ejemplos)

By Biron Clark

Published:

Preguntas y respuestas | Preparación de la Entrevista

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

Preguntas de la entrevista

Guía exhaustiva de entrevistas

Seguir leyendo

Lista de Puntos Fuertes y Débiles del Empleo (25 Ejemplos)

By Biron Clark

Published:

Lista de puntos fuertes y débiles del trabajo con ejemplos

Si buscas una lista de ejemplos de puntos fuertes y débiles en el trabajo, este artículo es para ti. Te voy a dar los mejores puntos fuertes y débiles para las entrevistas de trabajo, y ejemplos de respuestas a entrevistas, palabra por palabra, para que veas cómo es una gran respuesta.

Empecemos…

Lista de Puntos Fuertes para Entrevistas de Trabajo

Si te preguntan por tus puntos fuertes en una entrevista de trabajo, puedes compartir habilidades relacionadas con el trabajo, como “gestión de proyectos”, así como habilidades blandas y rasgos de personalidad como “capacidad de comunicación” u “oratoria”.

Si te preguntan cuál es tu punto fuerte, te recomiendo que menciones una habilidad relacionada con la descripción del puesto para el que te están entrevistando. Y si te piden una lista de puntos fuertes, asegúrate de que el primero que mencionas está relacionado con el puesto.

Algunos empresas apreciarán las habilidades blandas, como “trabajar en equipo”, pero todos aprecian las habilidades duras relacionadas con su trabajo. Así que la mejor manera de impresionar al responsable de contratación cuando te pregunte sobre tus puntos fuertes en la entrevista es demostrar que serás capaz de ocupar ese puesto y tener éxito.

Los siguientes son ejemplos de puntos fuertes en acción:

  • Habilidades duras como “Desarrollo de Ruby on Rails”, “Estrategia de marketing por correo electrónico” o “Análisis de datos en Excel”.
  • Capacidad de comunicación
  • Hablar en público
  • Ser detallista
  • Capacidad de liderazgo
  • Gestión de proyectos
  • Delegar
  • Contratación
  • Formación/tutoría
  • Capacidad de redacción
  • Resolución de problemas
  • Solución de problemas
  • Trabajar en equipo
  • Capacidad de pensamiento crítico
  • Autocrítica/análisis y su implementación para mejorar en el trabajo
  • Relación con las personas
  • Sólida ética del trabajo/ser muy trabajador
  • No incumplir nunca los plazos
  • Ser una persona empática
  • Ser entusiasta con tu trabajo

Recuerda empezar por las habilidades relacionadas con el trabajo cada vez que te pregunten en una entrevista cuáles son tus puntos fuertes.

A continuación, también puedes nombrar las habilidades blandas de la lista anterior. Pero empieza con algo que demuestre a la empresa que puedes incorporarte a su puesto de trabajo y ponerte manos a la obra de una vez.

Ten en cuenta que algunas de estas competencias pueden considerarse duras o blandas, en función del puesto de trabajo. Por ejemplo,“dotes de liderazgo” es un buen ejemplo de respuesta si te están entrevistando para un puesto directivo. Sin embargo, si estás haciendo una entrevista para un puesto de nivel inicial y simplemente crees que tienes un fuerte liderazgo gracias a tu experiencia académica, esto no se considera una habilidad dura y no guarda relación con el puesto de trabajo del que estás hablando.

Aún así, podría ser un punto fuerte valioso que mencionar en tus entrevistas de trabajo. Pero no como el primer elemento que mencionas. Para el primer punto, remítete a la descripción del puesto y elige uno o varios puntos fuertes que muestren cómo ayudarás a esta empresa.

Lee aquí los ejemplos completos de respuestas a “¿Cuál es tu mayor fortaleza?”.

Ejemplo de lista de puntos débiles para entrevistas de trabajo

Hay una regla fundamental que hay que seguir a la hora de compartir los puntos débiles en una entrevista… y la mayoría de los sitios web no te lo dirán. Cuando te pregunten por tus mayores debilidades, sólo querrás nombrar las habilidades duras, no las blandas. Suena mucho mejor decir: “Todavía no soy muy bueno en Excel, aunque es algo en lo que estoy trabajando para mejorar”, frente a decir: “Me faltan habilidades de comunicación” o “Mi punto débil es ser un jugador de equipo”.

El primer ejemplo de respuesta anterior es una habilidad difícil (Excel). Las otras dos son habilidades blandas y suenan bastante mal si las mencionas como un punto débil. Así que nombra siempre una habilidad difícil que estés trabajando para mejorar o que estés dispuesto a mejorar, y nombra siempre una habilidad que no sea crítica para el puesto al que optas. ¿Por qué es una “norma” responder a una pregunta de la entrevista sobre los puntos débiles?

Puede que a los empleadores les preocupe que nunca puedas corregir un rasgo de tu personalidad o adquirir una habilidad blanda, mientras que saben que puedes repasar un punto débil relacionado con el trabajo, como el dominio de Excel. Si dices que te cuesta ser detallista, se preocuparán de que esto afecte TODOS los aspectos de tu trabajo. Empezarán a preguntarse si cometerás errores en todas partes. Y pensarán que quizá no puedas mejorar esto.

Por eso compartes una habilidad laboral para tus debilidades.

Los siguientes son buenos ejemplos de respuestas sobre puntos débiles en una entrevista de trabajo:

  • Un programa que estás empezando a aprender o con el que aún no estás familiarizado
  • Un determinado lenguaje de programación que estás aprendiendo, pero que aún no dominas.
  • Conocimientos de ventas o marketing, como llamadas en frío (siempre que no sea una de las funciones principales del puesto de trabajo).
  • Una habilidad de liderazgo como formación, tutoría, contratación
  • Habilidades de comunicación, como hacer presentaciones, dirigir reuniones, etc.

Todas estas respuestas de ejemplo anteriores se basan en habilidades. Esa es la clave. No menciones nunca un rasgo de tu personalidad, como “me cuesta ser detallista”, cuando te pregunten por tus puntos fuertes y débiles.

Lee aquí las respuestas completas a “¿Cuál es tu mayor debilidad?”.

Ejemplos de Respuestas: 3 Puntos Fuertes y 3 Puntos Débiles

A veces, el entrevistador te pedirá que menciones tres puntos fuertes y tres puntos débiles. Así que vamos a reunir todo lo que hemos visto anteriormente en términos de puntos fuertes y débiles del puesto y a repasar ahora un par de ejemplos completos de respuestas para la entrevista.

Ejemplo de Respuesta 1:

Mi mayor virtud es escuchar y comprender las necesidades de nuestros clientes, y luego encontrar soluciones a sus preocupaciones. Esto me ha ayudado a destacar tanto en atención al cliente como en ventas. Tengo algunos de mis últimos logros en ventas en mi currículum y estoy encantado de entrar en detalles, si lo deseas. Mis otros puntos fuertes son trabajar en equipo y trabajar eficazmente con diversos tipos de personas.

En cuanto a mis puntos débiles, estoy trabajando para mejorar mis presentaciones ante grupos grandes. En mi experiencia anterior en ventas, normalmente me he presentado a una o dos personas en una empresa, pero no a equipos más grandes. Así que esto es algo que estoy practicando y aprendiendo en mi vida profesional, pero todavía no es un punto fuerte.

Ejemplo de Respuesta 2:

Entre mis habilidades laborales, diría que mis puntos fuertes son la gestión de cuentas de clientes, la capacidad de organización en general y mi habilidad para no incumplir nunca los plazos, a pesar de gestionar el segundo mayor número de cuentas entre todos los gestores de cuentas de mi empresa. En cuanto a los puntos débiles, quiero mejorar en la dirección de proyectos y en mi capacidad para dirigir reuniones, tareas que son nuevas para mí, pero que también me interesa convertir en puntos fuertes.

Ejemplo de Respuesta 3:

Mis puntos fuertes son la redacción y la edición, ya que en mi trabajo hago ambas cosas con frecuencia. También soy fuerte en la resolución de problemas. Mis anteriores jefes me han dado a menudo problemas difíciles que había que resolver porque sabían que yo podía superarlos. Puede que mi mayor debilidad sea hablar en público, ya que no se me ha pedido mucho de ello en un entorno formal. Sin embargo, es una de las habilidades que espero desarrollar en mi futuro trabajo. Aún no he tenido la oportunidad o la necesidad de hacerlo.

Presta atención al enunciado de la mayor debilidad en el último ejemplo de respuesta anterior (Ejemplo de Respuesta 3). Así es exactamente cómo presentar tus puntos débiles en una entrevista de trabajo. Para recapitular, estás nombrando habilidades específicas, no rasgos de personalidad, y estás nombrando una habilidad que no es vital para el trabajo que realizarás inmediatamente en este próximo empleo. Por último, estás mostrando una actitud positiva y el interés o al menos la voluntad de convertir esa debilidad en una fortaleza en el futuro.

Esto se demuestra en la respuesta anterior en las últimas frases:

Sin embargo, es una de las habilidades que espero desarrollar en mi futuro trabajo. Aún no he tenido la oportunidad o la necesidad de hacerlo.

Además, habrás observado que en los ejemplos de respuestas a entrevistas anteriores no se mencionan tres puntos débiles distintos. No pasa nada. Compartir tres puntos débiles en una entrevista de trabajo va a crear una respuesta bastante larga y compleja, y sólo atraerá más aspectos negativos a la atención del entrevistador. Así que si la empresas pregunta: “¿Cuáles son tus tres puntos fuertes y tus tres puntos débiles?”, está bien compartir una lista de tres puntos fuertes y luego sólo uno o dos puntos débiles. Si el responsable de contratación quiere más puntos débiles, sin duda puede pedir más.

Menciona lo que estás haciendo para mejorar tus puntos débiles

Una forma de terminar tu respuesta a una pregunta sobre puntos débiles es explicar cómo estás trabajando para mejorar en ese aspecto. Lo verás en los ejemplos de respuestas anteriores.

Considera esta frase del Ejemplo de Respuesta 1:

En cuanto a mis puntos débiles, estoy trabajando para mejorar mis presentaciones ante grupos grandes…

¿Ves cómo nombras un punto débil pero inmediatamente después hablas de cómo estás trabajando para convertirlo en un punto fuerte? Esto demuestra ambición y confianza y hace que parezca que ni siquiera es un punto débil… más bien un área que podrías mejorar y en la que pronto serás genial. Así que cuando te pregunten por tus puntos débiles, busca siempre la forma de hacerle saber al responsable de contratación que estás mejorando en ese aspecto.

Haz una Pregunta Sobre Tu Equipo Después de Responder

Después de responder a una pregunta en la entrevista, es una buena idea hacer una pregunta dirigida al entrevistador. Esto te diferenciará de los demás candidatos, ya que la mayoría de ellos hacen muy pocas preguntas en general y reservan sus preguntas para el final de la entrevista.

Así que después de responder a cualquiera de las preguntas anteriores, considera la posibilidad de terminar tu respuesta preguntando:

“¿Cuáles cree que son los puntos fuertes y débiles del equipo en este momento?”.

Considera también la posibilidad de preguntar:

“¿Qué es lo que espera que una nueva persona pueda aportar al equipo?”.

Siempre que puedas hacer una pregunta reflexiva como ésta, serás más memorable y destacarás entre los demás solicitantes de empleo. Y la respuesta que recibas te ayudará a saber qué quiere la empresa para que puedas dar mejores respuestas a futuras preguntas.

Lee aquí más preguntas exclusivas para hacerle a un entrevistador.

4 Errores que Hay que Evitar al Compartir Puntos Fuertes y Débiles

Hay un par de errores que hay que evitar y reglas que hay que seguir a la hora de nombrar los puntos fuertes o débiles en las entrevistas de trabajo.

No respondas en más de 60 segundos.

No necesitas compartir una lista de 10 puntos fuertes y hablar durante cuatro minutos cuando el entrevistador te pregunte por tus mayores virtudes. De hecho, a menudo es más impresionante compartir sólo uno o dos puntos fuertes, especialmente los que están relacionados con el trabajo que estás discutiendo. Si intentas sonar como si fueras genial en todo, sonarás como si no fueras genial en nada. Así que elige los puntos que tengan cosas en común.

Esto también se aplica a las debilidades.

No menciones todos los puntos débiles que se te ocurran.

Elige uno o dos puntos débiles que no asusten al entrevistador y le hagan pensar que no serás capaz de realizar el trabajo. Nombra algunos y luego para. Sé estratégico en tu respuesta. Si el entrevistador te pregunta cuál es tu mayor debilidad, no hace falta que le digas cuál es la principal. En lugar de eso, piensa en varios puntos débiles y elige el que no te perjudicará en este trabajo.

Repasa los ejemplos de puntos débiles de este artículo para obtener más ideas. O, antes de la entrevista de trabajo, haz una lista de tus 10 principales puntos débiles en tu vida profesional y luego repásalos para decidir cuál compartir si te preguntan.

Este ejercicio te ayudará a evitar el otro gran error de las entrevistas, cuando te pregunten por tus puntos débiles:

No hagas una entrevista sin prepararte y practicar tus respuestas con antelación.

No querrás tener que decidir qué punto débil compartir en el último momento, con el entrevistador mirándote fijamente. Así que tómate siempre tiempo para planificar y practicar antes de la entrevista: ¿Qué puntos fuertes y débiles nombrarás en tus respuestas y qué ejemplos darás para explicar esas opciones?

Debes saber lo que vas a decir si te lo preguntan:

  • Tu mayor fortaleza y/o mayor debilidad
  • Tus dos o tres puntos fuertes y/o débiles

Eso me lleva a mi último error:

No respondas sin adaptar tu respuesta a las necesidades de la empresa.

Antes incluso de que empiece la entrevista, y antes de compartir tus puntos fuertes y débiles, revisa siempre tu currículum y la descripción del puesto para tomar la mejor decisión para esta entrevista de trabajo en concreto. La descripción del puesto te dice exactamente lo que quieren las empresas, así que no tienes que adivinar. Puedes echarle un vistazo a todas las ofertas de empleo y saber lo que buscan incluso antes de que empiece la entrevista.

Tenlo siempre en cuenta antes de decidir qué palabras vas a utilizar para describirte en la entrevista.

Conclusión: Los Mejores Puntos Fuertes y Débiles para Discutir en las Entrevistas

Si has leído los consejos anteriores, ya sabes qué decir (y qué no decir) en una entrevista para conocer tus mayores puntos débiles y fuertes. Es bueno ser consciente de tus puntos fuertes y no se trata de alardear cuando te pregunten. Así que prepárate. En las entrevistas también es importante hacer autocrítica y ser capaz de identificar al menos un punto débil.

Afortunadamente, si lees los consejos y las listas de ejemplos de puntos fuertes y débiles anteriores, estarás preparado para responder a todo tipo de preguntas sobre puntos fuertes y débiles en el trabajo, de modo que te sea más fácil conseguir un empleo.

 


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.