Háblanos de una vez en la que haya sido difícil trabajar con alguien

By Biron Clark

Published:

Preguntas y respuestas

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

Cuéntenos alguna ocasión en la que le haya resultado fácil trabajar con alguien

En tus entrevistas de trabajo, es probable que te pregunten por alguna ocasión en la que te resultó difícil trabajar con alguien. Más adelante te explicaré cómo responder a esta pregunta en tu próxima entrevista, con ejemplos de respuestas… También compartiré un error crítico que debes evitar al responder porque puede costarte ofertas de trabajo.

Empecemos…

Por qué los empleadores hacen esta pregunta en la entrevista

A continuación te explicamos por qué los empleadores te preguntan sobre alguna vez que te resultó difícil trabajar con alguien: En casi todos los trabajos te encontrarás con personas difíciles, ya sean clientes o incluso miembros del equipo. El empleador quiere saber cómo afrontarás las situaciones futuras, y cree que su mejor recurso para ello es conocer cómo has tratado a las personas difíciles en el pasado.

Así pues, los responsables de contratación prestan atención a algunos factores clave en tu respuesta:

  • Quieren asegurarse de que sabes manejar los conflictos y las personalidades difíciles.
  • Quieren entender cómo te comunicas (y cómo escuchas).
  • Y quieren asegurarse de que tu forma general de trabajar con la gente encaja con el equipo actual y la cultura del lugar de trabajo.

Cómo responder a las preguntas de una entrevista sobre una ocasión en la que te resultó difícil trabajar con alguien

Las mejores respuestas a esta pregunta mostrarán cómo mantienes la calma y la profesionalidad y te centras en obtener un resultado positivo para la empresa, incluso si un miembro del equipo o un cliente es difícil de tratar. Cuando se te ocurra un buen ejemplo para tu respuesta, intenta buscar una historia que guarde relación con el trabajo que estás tratando, que haya tenido una resolución positiva y que también te haya enseñado una valiosa lección. Una advertencia: esta pregunta no es una invitación a hablar mal. Los jefes de contratación no quieren oír a los solicitantes de empleo quejarse de la persona difícil; simplemente quieren oír cómo has afrontado el reto. Así que cuando respondas a esta pregunta de la entrevista, explica brevemente la situación, la persona implicada y por qué era tan difícil trabajar con esa persona. Pero céntrate más en describir cómo superaste el reto de trabajar con esta persona. ¿Cómo logró que la situación tuviera un desenlace positivo y qué aprendió de ella? Las mejores respuestas terminarán con una nota positiva. Los jefes de contratación se preocuparán si compartes una historia negativa y te detienes en los aspectos negativos de la experiencia. Al responder a esta pregunta de la entrevista, es fundamental mostrar una actitud positiva junto con un resultado positivo. Por eso es un buen detalle terminar la respuesta con una lección aprendida.

El mejor tipo de ejemplo/historia para elegir

La mayoría de la gente puede pensar en más de una persona difícil con la que ha tenido que tratar, así que ¿qué tipo de historia es mejor elegir para tu respuesta? Tu mejor opción es compartir una respuesta que se ajuste al cargo que estás considerando. Piensa en un ejemplo del pasado que guarde relación con la forma en que tratarás con la gente y te comunicarás en tu próximo trabajo. En una entrevista de trabajo, el empleador no sólo decide si pareces inteligente y competente en general. Les interesa mucho más saber si pareces capaz de desempeñar exactamente ese trabajo y ocuparte de los aspectos técnicos, basándose en tu experiencia anterior, tus aptitudes, etc. Si te presentan a una entrevista para un puesto de atención al cliente, intenta dar un buen ejemplo de un cliente difícil y de cómo hiciste un excelente trabajo para ganártelo. Si te presentan a una entrevista para un puesto de ventas y tienes experiencia previa en ventas, da una respuesta que demuestre cómo convertiste en cliente a un posible cliente extremadamente difícil. Si tu función se centra más en la colaboración y la comunicación interna, pon un ejemplo concreto de cómo gestionaste una situación difícil con un miembro del equipo en tu último trabajo. Y si lo que buscas es un empleo de nivel inicial, entonces, por supuesto, tendrás que señalar a alguien difícil en tu trabajo académico. Puede tratarse de miembros del profesorado, un compañero de clase o de equipo, etc.

En general, es más probable que causes una buena impresión al entrevistador si tu respuesta demuestra que estás preparado para el tipo exacto de trabajo que realizarás en el puesto.

6 rasgos que los responsables de contratación buscan en tu respuesta

Cuando respondas a las preguntas de la entrevista sobre una ocasión en la que tuviste que trabajar con una persona difícil, te ayudarás a ti mismo a ganar el puesto demostrando los siguientes rasgos:

  1. Profesionalidad
  2. Gran capacidad de relación interpersonal y de escucha
  3. Paciencia
  4. Un enfoque que tiene en cuenta los intereses de la empresa
  5. Optimismo y actitud positiva
  6. Capacidad para aprender de las experiencias difíciles y reconocer las claves de una situación complicada.

Si puedes dar una respuesta que muestre los rasgos anteriores, causarás una buena impresión en tu entrevista de trabajo. A continuación, veremos ejemplos palabra por palabra de una buena respuesta…

Ejemplos de respuestas a “Cuénteme alguna vez que le haya resultado difícil trabajar con alguien”

Hemos cubierto muchos pasos y piezas clave que deben incluir las mejores respuestas. Así que unamos todos los consejos anteriores.

Aquí tienes ejemplos de respuestas que describen palabra por palabra un momento en el que te resultó difícil trabajar con alguien.

Ejemplo de respuesta 1:

En mi último trabajo, la empresa contrató a un nuevo gestor de proyectos que empezó a supervisar parte de mi trabajo. Tenía una personalidad fuerte y franca, y yo no estaba acostumbrado a trabajar para alguien así. También criticaba mi trabajo y me señalaba errores con bastante frecuencia. En lugar de reaccionar de inmediato, me tomé un par de días para pensar en la mejor manera de abordar esta situación. Decidí que se trataba simplemente de su estilo de liderazgo y que tenía que adaptarme. Me di cuenta de que me estaba señalando áreas de mejora en mi trabajo porque parte de su trabajo como líder era ayudarme a mejorar. Me di cuenta de que tenía buenas intenciones, aunque no estaba acostumbrado a su estilo brusco. Así que me propuse aprender a llevarme bien con ella, establecer una buena relación e incorporar sus sugerencias y comentarios a mi trabajo. Acabé entablando una gran relación con ella y aprendí muchas lecciones valiosas sobre cómo hacer mejor mi trabajo y tener éxito en este sector. La experiencia me enseñó mucho sobre cómo trabajar con distintos tipos de personalidad y cómo aceptar las críticas y los comentarios de la manera correcta.

Ejemplo de respuesta 2:

En mi último trabajo de atención al cliente, se me acercó un cliente enfadado por una conversación telefónica que había tenido con otro representante de atención al cliente. Era el primer encuentro entre el cliente y yo, pero me gritaron desde el principio. Hice preguntas y escuché con calma para evitar una escalada de la situación, lo que funcionó bien. Gracias a la escucha activa, pude determinar el problema. Se les había prometido un reembolso completo por un producto defectuoso, pero luego se les dijo que en su lugar sólo les entregaríamos una unidad de sustitución. Pude disculparme por la confusión, asegurarme de que se sentían escuchados y comprendidos, y ofrecerles una solución. En este caso, tenían derecho a un reembolso, y lo gestioné en el acto. El cliente lo agradeció y volvió dos semanas después para comprarnos otro producto, lo cual fue fantástico. Mi jefe se dio cuenta y me dijo que apreciaba mis esfuerzos por recuperar la confianza de este cliente.

Ejemplo de respuesta 3:

En mi actual puesto de representante comercial, hace poco tuve que dirigir una reunión y una presentación de ventas con un cliente potencial con el que era bastante difícil comunicarse. Era combativo, tenía la sensación de que ya sabía que nuestro producto no encajaba y no parecía dispuesto a asimilar nueva información. Aun así, como me tomé la molestia de preparar una presentación con ejemplos de cómo algunos de sus competidores utilizaban nuestro software, y sus datos y resultados en el mundo real, accedió a probarnos para un proyecto de prueba y dar una oportunidad a nuestra empresa. Así que creo que, en este caso, mi clave para ganarme a este cliente fue prepararme a conciencia y demostrarle exactamente lo que ganaba y lo que se perdía por no trabajar con nosotros.

Ejemplo de respuesta 4:

En mi último trabajo, trabajaba con un colega con el que era difícil colaborar. Esta persona no estaba dispuesta a recibir comentarios ni a hablar de su trabajo, y no parecía interesada en trabajar en equipo. Tampoco fui la única persona con la que tenía esta actitud. Nuestro jefe de proyecto había luchado para que esta persona se integrara en el equipo. Sin embargo, se me ocurrió una solución:

Hablé con esta persona y le expliqué que la razón por la que hacía ciertas preguntas sobre su trabajo era para asegurarme de que estábamos de acuerdo y de que el proyecto sería un éxito. Le expliqué que no estaba comprobando ni juzgando su trabajo, sino simplemente intentando mejorar el proyecto en general. Conocer y hablar con esta persona le ayudó a entender mi punto de vista y que teníamos el mismo objetivo final: un proyecto de éxito que nos hiciera quedar bien a los dos en la empresa. Aclarando y comunicando mejor, resolví una situación difícil y conseguí que se involucrara en el trabajo de equipo. Su comunicación y su ética de trabajo mejoraron, y yo también pude ser más productivo después de esta charla.

El proyecto acabó saliendo muy bien, y aunque esta persona dio su preaviso de dos semanas y dejó el equipo ese mismo año, pudimos trabajar mejor juntos durante el tiempo que estuvo en el equipo.

Utilice el método STAR para organizar su respuesta

Con esta pregunta de la entrevista o cualquier pregunta conductual (preguntas que empiezan con frases como “Describa un momento en el que…”) te recomiendo que organices tu respuesta con el método STAR, que es la abreviatura de:

  • Situación
  • Tarea
  • Acción
  • Resultado

Así te asegurarás de contar una historia clara y concisa al entrevistador y sabrás por dónde empezar y terminar tu respuesta. De lo contrario, una de las grandes formas de salir mal parado en la entrevista es desviarse del tema, no contar una historia clara y darse cuenta de que has hablado durante tres minutos y aún no has sido capaz de describir lo que querías. Así que, cuando pienses en una persona difícil con la que hayas trabajado, empieza por la situación. ¿De qué trabajo se trataba? ¿Cuándo ocurrió esto? ¿Quién era esa persona? A continuación, describe la tarea en cuestión. ¿En qué ámbito trabajabas con esa persona difícil y qué objetivo debía alcanzar? A continuación, habla de la acción o el enfoque que adoptaste para tratar con esta persona difícil. Por último, explica cómo obtuviste un resultado positivo y describe las lecciones aprendidas de ese colega o cliente difícil.

Recuerda que la historia debe ser positiva. A menos que el responsable de contratación te pida específicamente un ejemplo de una ocasión en la que hayas fracasado, no deberías compartir una historia negativa.

Conclusiones y puntos clave

Para resumir, muchas empresas te harán una pregunta en la entrevista sobre una ocasión en la que tuviste que tratar con una persona difícil. Asegúrate de que tu respuesta demuestra profesionalidad, comunicación, paciencia y capacidad para resolver problemas. Cuando pienses en las personas difíciles con las que te has encontrado, elige un ejemplo que sea relevante para el trabajo que quieres y que haya tenido un resultado positivo. Y en general, cuando respondas a preguntas de comportamiento en tu entrevista, intenta contar una historia clara y concisa sin desviarte del tema. Utiliza el método STAR que he explicado antes para organizar tu respuesta, e intenta responder en 30-60 segundos. Al demostrar que fuiste capaz de obtener un resultado positivo a pesar de un conflicto pasado, estás demostrando al responsable de contratación que también puedes convertir una futura situación negativa, un conflicto o una persona difícil, en algo exitoso en el futuro.

 


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.