Cómo responder a una oferta de trabajo preliminar (ejemplos de correos electrónicos)

By Biron Clark

Published:

Salario y ofertas de empleo

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

Cómo responder a una oferta de trabajo preliminar

Si te preguntas qué hacer cuando recibes una oferta de trabajo preliminar y, sobre todo, cómo responder, este artículo es para ti. Voy a contarte cómo debes negociar y responder a una oferta de trabajo preliminar con ejemplos, qué errores debes evitar y mucho más.

Empecemos…

¿Deberías Aceptar una Oferta de Trabajo Preliminar?

No aceptes una oferta de trabajo preliminar sin antes intentar negociar. Nunca sabrás si la empresa podría haberte ofrecido más dinero, si no lo preguntas.  Al negociar con educación, con datos e investigación que respalden tu petición, te asegurarás de sacar el máximo partido de cada oferta de trabajo sin disgustar al empleador. También puedes marcharte si no estás satisfecho con el salario después de intentar negociar, pero hay mucho que ganar y no hay nada malo en pedir primero un salario más alto.

Más adelante en este artículo, compartiré ejemplos de cartas/correos electrónicos, palabra por palabra, que podrás utilizar para responder y negociar una oferta preliminar.

Qué Hacer Cuando te Hacen una Oferta de Trabajo Preliminar: Pasos y Estrategias

1. Agradece al empleador por la oferta

Cada vez que recibas una oferta de trabajo preliminar, incluso si crees que es un sueldo bajo, debes mostrarte agradecido con la empresa. A veces, el responsable de contratación está limitado en cuanto a lo que puede ofrecer, por eso es posible que quiera ofrecer más. Cada vez que una empresa te ofrece un puesto, significa que creen que encajarías bien con ellos, lo cual es un cumplido y una señal de que estás haciendo muchas cosas bien en tu búsqueda de empleo.

Por este motivo, no te dejes llevar por el pánico ni muestres enfado, y no hagas suposiciones precipitadas. Agradéceles la oferta y ve al siguiente paso…

2. Pide tiempo para considerar la oferta

Nunca te conviene aceptar una oferta de trabajo en el acto. Y los solicitantes de empleo con más éxito -las personas que salen y reciben cuatro o cinco ofertas de trabajo cuando buscan empleo porque sus habilidades son muy demandadas- NUNCA aceptarían inmediatamente. Así que, después de darle las gracias al responsable de contratación por la oferta, pídele siempre uno o dos días para considerar los detalles. Puedes decir: “¿Te parece bien que me tome 48 horas para revisar los detalles? Me gusta revisar cuidadosamente decisiones importantes como esta”. Esto te dará tiempo para investigar si el salario es bajo, en comparación con los precios del mercado, y elaborar una contraoferta o un plan para negociar o responder al salario que te ofrecen.

Pedir tiempo para revisar la oferta también te permitirá responder y negociar tu salario inicial a través del canal de comunicación que te resulte más cómodo, ya sea el teléfono, el correo electrónico, etc.

3. Investiga la información salarial que puedas utilizar en una negociación

Es posible que sepas de inmediato que una oferta de trabajo es una oferta salarial preliminar, pero, según mi experiencia, esto es poco frecuente. La principal forma de saberlo es en una situación como la siguiente: imagina que vas a entrevistarte con 10 empresas diferentes, y cuatro de ellas te hacen ofertas, todas para un puesto de Gerente Senior, haciendo un trabajo similar. Entonces, imagina que tres empresas ofrecen más de 100,000 dólares de salario base, pero la cuarta ofrece 75,000 dólares. Ese es un claro ejemplo de cuando se trata de una oferta con un salario bajo, y lo sabes basándote en tus otras ofertas.

Si el trabajo fuera interesante, aparte del bajo salario, podrías rebatirlo haciendo referencia a tus otras ofertas (pronto compartiré un guión de ejemplo para esto), o podrías simplemente rechazarlo y seguir con tus otras opciones. Sin embargo, a menos que tengas varias ofertas de trabajo para el mismo tipo de puesto, es posible que tengas que llevar a cabo una investigación salarial. Investigar te ayudará a sentirte seguro a la hora de rebatir una oferta, o pedir un aumento del salario de la misma.

Visita sitios web como Payscale y Salary.com y consulta los salarios medios en la ciudad o región en la que te encuentres para los puestos de trabajo que buscas. Toma nota de estos datos, ya que te ayudarán en cualquier negociación. Por supuesto, los datos pueden confirmar que la oferta es justa y no es la oferta de bajo salario que pensabas que era. También es bueno saberlo.

En general, realizar una investigación salarial ANTES de intentar responder a una oferta preliminar sólo puede beneficiarte. Una vez que hayas dado los pasos anteriores y hayas determinado un rango salarial bueno/justo, puedes empezar a negociar o hacer una contraoferta, así que vamos a hablar de ello a continuación…

4. Decide el salario mínimo que estás dispuesto a aceptar

Antes de negociar, debes tomarte tu tiempo para pensar en la cantidad que te gustaría recibir en el salario, pero también en el mínimo que estarías dispuesto a aceptar. Ten en cuenta el trabajo que vas a desempeñar y también los cambios en el costo de la vida, si te trasladas por trabajo. NUNCA compartas esta información sobre el salario mínimo con un empresa o reclutador, ya que estarán tentados de pagar esa cantidad. Sin embargo, lo que este mínimo te proporciona es un punto de referencia en tu negociación. No tienes que tomar tantas decisiones en medio de una conversación. Ya sabes cuál es tu “piso”. Sabes que si no pueden ofrecerte al menos tu cantidad mínima, te marchas. Y has llegado a esta cantidad mínima en la comodidad de tu casa, sin presiones para responder rápidamente por teléfono o incluso por correo electrónico.

Esta es otra razón para pedir siempre algo de tiempo para revisar cada oferta de trabajo. Luego, en tu próxima negociación, compartirás la cifra que realmente quieres y consideras justa. Pero en tu mente, ya sabes cuál es tu “piso”. Este es uno de los mejores consejos que puedo darte para cualquier negociación. No te saltes nunca este paso y no dés nunca una respuesta antes de haber establecido tu rango aceptable y tu salario mínimo.

5. Cómo responder a una oferta de trabajo preliminar: ejemplos para correo electrónico/teléfono

Por último, tras investigar y determinar lo que consideras un salario justo, puedes dar tu respuesta y negociar/contraofertar. Aunque parecerás un poco más “fuerte” y seguro de ti mismo si negocias en persona o por teléfono, también vale la pena plantearse utilizar el correo electrónico, si crees que este medio te hará sentir más cómodo.

Aprovecha tus puntos fuertes. Responder a la oferta de empleo por correo electrónico tiene algunas ventajas. Puedes estudiar detenidamente cada frase. Nunca te apresurarás a decir algo de lo que te arrepientas, etc. Y tienes dos opciones para abordar esta negociación salarial:

Opción 1: Puedes hacer una contraoferta y pedir un salario concreto.

Ejemplo de correo electrónico/guión para responder a una oferta de trabajo preliminar con una contraoferta:

He investigado un poco el salario medio para este tipo de funciones aquí en Dallas, y he encontrado un salario medio de $X, basándome en Salary.com y Payscale, y teniendo en cuenta los datos de un total de 38 puestos de trabajo. Me entusiasma el trabajo y la oportunidad de unirme al equipo, pero quería preguntar si hay alguna flexibilidad en su oferta para igualar esa cifra media que he encontrado en mi investigación.

También puedes plantear una pregunta abierta que les incite a negociar contra sí mismos. La mejor manera de explicártelo es mostrártelo palabra por palabra, así que vamos a sumergirnos en un ejemplo a continuación.

Ejemplo de correo electrónico/guión para responder a una oferta de trabajo preliminar con una pregunta abierta:

Quería volver a darles las gracias por la oferta. He realizado una investigación salarial a través de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, así como de Glassdoor y Salary.com, y he descubierto que el salario base medio para este puesto en Boston es de 55,000 dólares. ¿Podría haber flexibilidad en el salario base de su oferta?

Para la típica negociación salarial, me gusta la táctica de la pregunta abierta de arriba, pero creo que dado que estás afirmando específicamente que crees que el salario está por debajo de la media, recomendaría tan solo decirles la cifra con la que te sentirías más cómodo. Yo recomendaría el primer correo electrónico o el guión telefónico anteriores para responder a su oferta de salario bajo.

No obstante, no olvides pedir lo que realmente consideres bueno/justo, porque es posible que te vuelvan a hacer una contraoferta y te propongan una cantidad ligeramente inferior a tu objetivo, pero superior a la oferta original.

6. Menciona ofertas de trabajo mejor remuneradas, si las tienes

Para contrarrestar la oferta de trabajo preliminar, hay otra estrategia que puedes tener en cuenta. Si tienes ofertas más altas de otras empresas, puedes mencionar esas otras ofertas como táctica de negociación.

Por ejemplo, está bien decir lo siguiente por correo electrónico o por teléfono:

Agradezco la oferta y el puesto suena fantástico. Sin embargo, recientemente he recibido una oferta de otra empresa del sector, con un salario base de X ¿Existe alguna flexibilidad en su oferta para aumentar aquí el salario base?

Ahora bien, a veces el responsable de contratación tiene las manos atadas en cuanto al presupuesto de contratación y la cuantía de la oferta, y no puede ofrecer más, aunque le gustaría. Pero en algunos casos, podrán elaborar una nueva oferta con un salario más alto, basándose en esta información que les has proporcionado.

Ten en cuenta que no es necesario que les digas el nombre de la otra empresa. De hecho, recomiendo no compartir nombres concretos. Lo mismo ocurre en la entrevista si te preguntan : “¿Con qué otras empresas te estás entrevistando?”.

Más información: Cómo comparar dos ofertas de trabajo.

7. Considera la negociación de otras prestaciones

Si la negociación salarial se estanca tras rechazar la oferta preliminar, pero te entusiasma el trabajo en sí, también puedes plantearte negociar ventajas como una prima de contratación, opciones sobre acciones, etc.

Sin embargo, debes centrarte primero en negociar el salario base. Es lo más importante y lo que más probabilidades tiene de repercutir en futuras ofertas de empleo en tu próxima búsqueda de trabajo. Y, en mi opinión, si el salario base de su oferta es significativamente inferior al del mercado, es señal de una mal empresa. O tienen dificultades y no pueden pagar a la gente lo que es justo o intentan aprovecharse de los solicitantes de empleo que no saben lo que valen.

Así que si te has tomado tu tiempo para estudiar la oferta y has presentado una investigación sólida y una contraoferta razonable (presentada con educación y profesionalidad), pero la empresa se niega a ceder, puede que haya llegado el momento de seguir adelante. No te dejes tentar por una prima de contratación, que es un pago único. En cambio, el salario base se paga cada año y en él se suelen basar los aumentos y las primas.

¿Deberías Aceptar una Oferta de Trabajo con un Salario Más Bajo?

A veces está bien aceptar una oferta de trabajo con un salario más bajo. Después de haber utilizado los consejos y estrategias anteriores y haber negociado, es posible que la oferta para el puesto que más desea no esté tan bien pagada como otra oferta, o quizá tan bien como tu trabajo actual.

Tienes que determinar qué es lo que más valoras en esta etapa de tu carrera. Por ejemplo, si quieres cambiar de profesión, puede valer la pena bajar un poco el sueldo para dar el salto. O, si crees que una startup de rápido crecimiento tiene un futuro brillante y un equipo fundador increíble, y pueden ofrecerte algo de capital pero un salario base más pequeño, puedes decidir que es un riesgo inteligente. Sin embargo, tampoco pasa nada si decides que la retribución total en metálico (salario más primas) es lo único que te importa en este momento. Si es así, tendrás que rechazar la oferta con menor salario y optar por una oportunidad mejor pagada.

Sólo tú puedes decidir qué valoras en tu búsqueda de empleo. Y sólo tú sabrás en qué fase de tu carrera te encuentras. Como antiguo seleccionador de personal, aconsejo a las personas de entre 20 y 30 años que le den prioridad al crecimiento y al aprendizaje para poder ganar tanto dinero como sea posible más adelante en su carrera.

Sin embargo, si ya estás en una fase avanzada de tu carrera, tiene sentido maximizar los ingresos. En este caso, no debes aceptar una reducción salarial ni una oferta que pague mucho menos que otra por un trabajo similar. Así que la respuesta a si debes aceptar una oferta de trabajo peor pagada es “depende”. A una persona le puede parecer aceptable, mientras que a otra no.

Errores que Debes Evitar al Responder a una Oferta de Trabajo Baja

Ahora bien, hay un par de errores críticos que conviene evitar durante cualquier respuesta a una oferta de trabajo preliminar.

En primer lugar, no muestres frustración o decepción en tu reacción inicial. No sabes si una empresa está pasando apuros económicos y hace lo que puede en la oferta, o si simplemente no sabía cuál es el rango medio del mercado, etc. Dales el beneficio de la duda y, en lugar de reaccionar de inmediato, dales las gracias y pídeles tiempo para considerar la oferta de trabajo. Después, asegúrate de estar preparado y tranquilo, y vuelve a ponerte en contacto con la empresa cuando te venga bien. Es un error precipitarse y responderle a la empresa antes de haber tenido tiempo de prepararte. Responder rápidamente sin una estrategia podría costarte la oferta de trabajo, y desde luego te costará la oportunidad de negociar bien y aumentar la remuneración.

Conclusión: Cómo Negociar una Oferta de Trabajo Preliminar

Ahora ya sabes cómo manejar una oferta de trabajo de salario bajo de una empresa, desde la respuesta inicial, hasta tu estrategia de negociación posterior. Nunca debes tomarte como algo personal una oferta de trabajo a la baja; son sólo negocios. Pero debes formular una estrategia para negociar e intentar conseguir lo que es justo, basándote en datos e investigaciones. Puedes mencionar otras ofertas de trabajo que tengas, además de las investigaciones que hayas realizado.

Después de hacer tu solicitud y averiguar lo mejor que la empresa puede ofrecerte, podrás decidir si te alejas o aceptas su oferta. Los pasos anteriores te darán la mayor oportunidad de recibir el aumento de sueldo que te gustaría para que puedas aceptar el trabajo con gusto.

 


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.