Cómo responder sobre el salario esperado en entrevistas laborales

By Biron Clark

Published:

Preguntas y respuestas | Salario y ofertas de empleo

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

Preguntas de la entrevista

Guía exhaustiva de entrevistas

Seguir leyendo

Cómo responder sobre el salario esperado en entrevistas laborales

By Biron Clark

Published:

Qué poner como salario deseado en las solicitudes de empleo y las entrevistas

En los próximos minutos, voy a enseñarte qué poner como salario deseado en las solicitudes de empleo, y las mejores respuestas a “¿Cuál es tu salario deseado?” en las entrevistas. Empecemos por la regla más importante: Las mejores respuestas a la pregunta “¿cuál es tu salario deseado?” en solicitudes y entrevistas de trabajo EVITAN decirle a la empresa las expectativas salariales concretas. De hecho, es mejor que esperes a saber si la empresa está interesada en ofrecerle el puesto para revelar tus expectativas salariales. Compartir el salario deseado antes de este punto puede costarte miles de dólares o costarte el trabajo, y te explicaré por qué.

Empecemos…

Qué Poner como Salario Deseado en las Solicitudes de Empleo

La mejor forma de responder al salario deseado o a las expectativas salariales en una solicitud de empleo es dejar el campo en blanco, o escribir “Negociable”, en lugar de facilitar una cifra. Si la aplicación no acepta texto no numérico, introduce “999” o “000”. Después, busca una sección de notas más adelante en la solicitud de empleo y escribe: “En cuanto al salario deseado, es negociable y puede discutirse en la entrevista”. No te beneficia en modo alguno que escribas tu salario deseado en las solicitudes de empleo.

Y te explico por qué…

Si dices una cifra demasiado alta, podrías ahuyentarlos inmediatamente.

Mientras que si hubieras hablado con ellos y les hubieras impresionado con tus respuestas y aptitudes para la entrevista, quizá habrían podido estirar su presupuesto para darte esa cifra. Pero en esta fase, no saben NADA de ti, y definitivamente aún no saben si quieren contratarte. Así que es mucho menos probable que quieran estirar su presupuesto.

Y si das un salario deseado demasiado bajo, puede mermar tu capacidad de negociación posterior.

Cuando rellenas el salario deseado en una solicitud de empleo, aún no sabes nada del puesto de trabajo. Así que a lo mejor pones 40,000 dólares en la solicitud de empleo, pero durante las entrevistas te das cuenta de que 50,000 dólares te parecen mucho más justos, porque este trabajo implica mucho más que los otros empleos para los que te estás entrevistando. Si has dicho 40,000 dólares en el formulario de solicitud de empleo, te va a resultar difícil conseguir 50,000 dólares al final del proceso. (Te dirán: “Bueno, cuando presentaste tu solicitud, dijiste que tu objetivo eran 40,000 dólares, y estamos dispuestos a ofrecerte esa cantidad”). Así que es una situación perder-perder. No ganas absolutamente NADA si les dices tu salario deseado en un formulario de solicitud de empleo, y podrías perder mucho (miles de dólares, o la oportunidad de seguir entrevistándote).

Recapitulación de las mejores opciones sobre qué poner como salario deseado en las solicitudes de empleo:

Puedes dejar en blanco el campo del salario deseado, escribir “negociable” o poner “999” o “000”, si se requiere una cifra para enviar la solicitud en línea. Entonces, si hay un lugar para poner una nota más adelante en el formulario de solicitud, di: “En cuanto al salario inicial, esto es negociable y se puede discutir durante la entrevista”.

Cada formulario de solicitud en línea es diferente

Últimamente algunos lectores me han mandado un correo diciéndome: “Biron, no puedo poner lo que has dicho de salario deseado porque el formulario no me deja”. También he oído casos de empleadores que piden el salario deseado en tu carta de presentación (¡eso no está bien!): Puede que tengas que ser creativo y ajustar esto, caso por caso. 

No hay dos aplicaciones en línea iguales. Puedes dejar algunos de esos campos en blanco. Entonces puede que encuentres una aplicación que dice que sólo debes introducir números.  Prueba cosas diferentes. Si no te permite dejarlo en blanco o introducir “000”, prueba con “999”. O, si es necesario, introduce un intervalo. Eso es mejor que dar una sola cifra. Más adelante, te explicaré cómo proporcionar un buen rango en lugar de un único número.  Ahora hablemos de qué hacer si te preguntan por tu salario deseado en una entrevista…

Cómo responder a la pregunta “¿Cuál es tu salario deseado?”

Las mejores respuestas a la pregunta “¿cuál es su salario deseado?” en una entrevista le informarán al entrevistador que estás centrado en encontrar el puesto que mejor se adapte a tu carrera, y que aún no tienes en mente un salario objetivo concreto. Esto evitará que el entrevistador “se eche para atrás” y siga presionándote para que le indiques tu salario deseado. Una vez que sepas que quieren ofrecerte el puesto, tendrás algo de influencia para negociar. Pero no compartas tu salario deseado antes de ese momento. 

Veamos ahora ejemplos de cómo evitar decirle a los empleadores el salario que esperas…

Una táctica que puedes utilizar es compartir tu salario más reciente. Es una buena opción, si crees que estabas muy bien pagado o con un buen ingreso en tu puesto más reciente.  Les estás dando información sobre tu remuneración para que puedan decirte, si la empresa puede permitirse al menos pagarte un aumento con respecto a tu último puesto. Pero no te arrincones diciéndoles la cifra exacta que estás buscando. 

Ejemplo de respuesya de salario deseado número 1:

“Actualmente cobro un salario base de 45,000 dólares. Sin embargo, no tengo una cifra específica en mente a la que apuntar para este próximo puesto, y estoy dispuesto a considerar una oferta que consideres justa.”

También es posible responder a preguntas sobre el salario deseado, sin revelar el último salario.

Ejemplo de respuesta de salario deseado número 2:

“En este momento de mi búsqueda de empleo, estoy centrado en encontrar el puesto que mejor se adapte a mis habilidades y a mi carrera. Una vez que lo haya hecho, estoy dispuesto a considerar una oferta que le parezca justa para el puesto.”

Si crees que no estabas bien pagado en tu último puesto y no quieres que ese sueldo te frene, puedes responder así. Es una buena respuesta porque es educada, profesional y hace que sea poco probable que intenten “presionarte” más… porque has dicho que no tienes una cifra en mente. Si se resisten o insisten en pedirte un número, repítelo:

“Realmente no tengo un número en mente todavía”.

No pueden pedirte un número, si no lo tienes.

Ejemplo de respuesta a la entrevista número 3:

“Aún no tengo una cifra concreta en mente. En este momento de mi búsqueda de empleo, estoy centrado en encontrar el puesto que mejor se adapte a mi carrera. Una vez que lo haya hecho, estoy dispuesto a considerar una oferta que considere justa.”

Es otra forma de expresar la misma idea. Puedes elegir el ejemplo de respuesta que te parezca mejor. Todas son buenas opciones para saber cómo responder a las preguntas sobre el salario deseado en una entrevista de trabajo.

También hay otra forma de responder a las preguntas sobre el salario deseado en la entrevista…

También puedes redirigir la pregunta hacia el entrevistador, preguntándole cuánto ha presupuestado para el puesto. Esto es un poco más directo, pero puede funcionar (al tiempo que te proporciona información útil sobre lo que están dispuestos a pagar). Me gusta combinar esta táctica con algunas de las anteriores. Lo verás en el ejemplo que viene a continuación. Estás desviando la pregunta diciendo que aún no tienes en mente un salario específico deseado, Y estás preguntando sobre qué tienes como presupuesto.

Ejemplo de respuesta número 4:

“En este momento de mi búsqueda de empleo, estoy centrado en encontrar el puesto que mejor se adapte a mi carrera, y aún no tengo en mente una cifra concreta. ¿Qué rango tenías presupuestado para el puesto?”.

Qué Hacer Si Preguntan por el Salario Deseado en una Segunda o Tercera Entrevista Cara a Cara

Puede que hayas ido a unas cuantas entrevistas y hayan esperado hasta ahora para preguntarte por el salario deseado. Para casos como este, hay otro tipo de respuesta que puedes dar.

Ejemplo de respuesta, si estás cerca de lograr la oferta de trabajo:

“Suelo reservar las discusiones sobre el salario para cuando tenga la certeza de que me van a ofrecer el puesto. ¿Está bien si discutimos más a fondo el puesto para determinar primero si es una buena opción potencial? Cuando sepamos que es un buen partido para ambas partes, estaré encantado de hablar de la compensación”.

O quizá no estás seguro de si te están ofreciendo el trabajo o no, cuando te preguntan “¿cuál es tu salario deseado?”.

Ejemplo de respuesta si no estás seguro de que te ofrezcan el trabajo:

“Suelo reservar la discusión salarial para cuando me ofrecen el trabajo. ¿Es este el caso?”

Si dicen “sí”, entonces puedes negociar.

Si dicen “no”, entonces puedes responder:

“Quizá podamos terminar de hablar del puesto y luego discutir el salario cuando estemos seguros de que encaje bien. ¿Qué más puedo responder para ayudarte a determinar si el puesto se ajusta a mi formación y mis aptitudes?”.

2 Consejos Más para Responder a las Preguntas Sobre el Salario Deseado

Es mejor indicar un rango deseado que un número

Si le presionan, o si crees que debes dar una cifra para pasar a la siguiente fase del proceso de contratación, puedes indicar un rango amplio, en lugar de un salario deseado concreto. Esto es preferible porque es menos probable que te descarten y quedes eliminado por ir demasiado alto, y es menos probable que limites tu oferta de trabajo más adelante por ir demasiado bajo. Así que, antes de ir a la entrevista, prepárate para indicar un rango salarial. Investiga el nivel de remuneración del puesto que deseas cubrir. Puedes hacerlo consultando páginas web de empleo, boletines del sector y encuestas salariales, o utilizando una calculadora salarial. Además, investiga el coste de la vida en la zona. Si decides compartir en la entrevista un rango de salario deseado, que sea siempre un rango amplio, como 40,000-60,000 dólares. E indica con valentía el rango que deseas. No seas tímido ni indiques el rango en forma de pregunta. A continuación, desvía inmediatamente la conversación hacia las habilidades y el valor que aportarás al puesto. 

Usa tus contactos

Otra forma eficaz de evitar ser presionado sobre las expectativas salariales demasiado pronto en el proceso es evitar por completo el proceso de selección preliminar. Siempre que veas un puesto de trabajo que te interese, consulta su red de contactos para ver si conoces a alguien en la organización que pueda remitirle tu currículum directamente al responsable de contratación. Recuerda que tu objetivo en las primeras fases del proceso de contratación es venderte a sí mismo para el puesto. Si lo haces lo suficientemente bien, podrás negociar desde una posición de fuerza y tu próximo empleador estará dispuesto a pagarte lo que vales.

El objetivo: ahorrarte la discusión salarial hasta que sepas que quieren ofrecerte el trabajo

Recuerda el objetivo principal de todo lo que hemos tratado anteriormente… tanto si estás decidiendo qué poner como salario deseado en una solicitud, como si te estás preparando para afrontar el tema en tu entrevista.  Antes de saber que la empresa quiere contratarte, no tienes ninguna baza con la que negociar o plantear exigencias. Así que cuando los empresarios pregunten por el salario deseado en las solicitudes y entrevistas, lo mejor es retrasar la discusión hasta que quieran ofrecerte el puesto. Vuelve a centrar la conversación en tus aptitudes y en las responsabilidades del puesto, para determinar si es una buena opción. (Ese es el objetivo de una entrevista de trabajo). Hazles preguntas sobre el trabajo. Comparte ejemplos de tu trabajo anterior. Cuéntales una o dos cosas del trabajo que te entusiasmen. Pero mantén la conversación centrada en tu trabajo y en tus habilidades/capacidades (en la medida en que estén relacionadas con el trabajo).

Luego, cuando decidan ofrecerte el puesto, puedes hablar con ellos sobre el salario y las primas sabiendo que están interesados en contratarte y que probablemente satisfarán algunas de tus demandas si son razonables.

Cómo Responder a Preguntas Sobre el Salario Deseado – Instrucciones Rápidas

  1. Retrasa la entrega de un número concreto, hasta que estés seguro de que quieren ofrecerte el trabajo
  2. En los formularios de solicitud de empleo, deja el salario deseado en blanco, pon “negociable” o “999”. A continuación, incluye una nota diciendo que el salario base es negociable y que puede discutirse en la entrevista.
  3. Si en la entrevista el empresario te pregunta por tu salario, dile que aún no tienes una cifra concreta en mente, pero que considerarás cualquier oferta justa y razonable.
  4. El objetivo es aplazar la discusión sobre el salario deseado hasta que estés seguro de que el empleador quiere ofrecerle el puesto, porque entonces tendrás cierta influencia para negociar con él/ella.
  5. Si estás en una entrevista y no estás seguro de si están preparados para ofrecerte el trabajo, di: “Normalmente reservo la discusión sobre el salario para cuando sé que una empresa está interesada en ofrecerme el puesto. ¿Es este el caso?”. (Y si no, vuelve a hablar del trabajo).
  6. Sé firme y no te dejes intimidar por un entrevistador o reclutador. Si siguen presionándote, repite: “Todavía no tengo una cifra concreta en mente. Estoy centrado en encontrar el trabajo que mejor se adapte a mi carrera”.

Ahora sabes qué poner como salario deseado en las solicitudes de empleo y cómo manejar las preguntas sobre el salario deseado en la entrevista. Esto te ayudará a conseguir más entrevistas y a mantener la calma durante todo el proceso, ¡hasta que recibas una oferta!

 


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.