Cómo Negociar Un Salario Por hora Más Alto

By Biron Clark

Published:

Salario y ofertas de empleo

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

En los próximos 10 minutos, voy a mostrarte cómo negociar un salario por hora para conseguir la tarifa más alta posible.

Esto se basa en años de experiencia trabajando como reclutador.

Independientemente de que etés entrando en una negociación salarial para un nuevo puesto, o intentando negociar un salario por hora más alto en tu trabajo actual, estos consejos te ayudarán a conseguir más dinero.

1. Solicitar una tarifa específica de pago por hora

Nunca pidas un rango cuando negocies tu salario por hora. Si dices: “Espero entre 18 y 20 dólares por hora”, el empleador se quedará con la cifra más baja.

Pensarán: “Ok, podemos hacer una oferta de trabajo a 18 dólares la hora y cerrar la negociación del salario ahora mismo”.

Esto no se debe a que los empleadores sean malvados o tengan malas intenciones. Es muy natural pensar de esta manera cuando te dan un rango como ese. Te harán la oferta salarial por debajo de tu rango, así que, en lugar de eso, nombra una cifra concreta.

Esa es la primera clave del éxito de una negociación.

2. Pide una cifra alta pero realista

Cuando pidas un salario por hora específico, debes solicitar una cifra que sea realista pero que también esté dentro del rango salarial normal para ese puesto.

Esto te deja cierto margen de maniobra, de modo que si un empleador vuelve con una contraoferta más baja, seguirás teniendo un buen paquete de remuneración.

Si no estás seguro de cuál es el salario por hora más común para este puesto, tienes que hacer una investigación de mercado sobre los salarios promedios.

Busca el salario promedio por hora para tu puesto específico en tu ciudad.

Puedes hacerlo con una calculadora salarial en un sitio como Glassdoor.

De este modo, si recibes una oferta inferior a la media del mercado, puedes recurrir a la investigación que has realizado y presentar una contraoferta razonable.

Pero si no sabes cuánto pagan empleos similares al que quieres, tendrás dificultades en el proceso de negociación.

Recomiendo dar este paso de investigación al principio del proceso de la entrevista de trabajo, incluso antes de empezar a negociar el salario.

De este modo, estarás preparado en cualquier momento en que el empleador quiera hablar del sueldo o te pregunte por tu salario deseado. Nunca sabes cuándo te enfrentarás a esta pregunta o cuándo empezará la negociación salarial, así que debes prepararte al principio de tu búsqueda de empleo.

3. Vende tu valor al responsable de contratación

Siempre que negocies un salario por hora más alto, debes respaldar tu petición con razones convincentes.

Y la mejor manera de justificar la solicitud de más dinero es centrarse en razones empresariales, no personales.

Puedes conseguir una oferta de salario más alta hablando de lo siguiente:

  • El valor del trabajo que vas a realizar
  • Cuánto dinero ayudarás a ganar/ahorrar a la empresa
  • Cuánto tiempo ahorrarás a la empresa
  • Cómo ayudarás a la empresa a crecer
  • Trabajo anterior/productividad (esto es especialmente útil si estás negociando el salario en un trabajo actual para conseguir un aumento. Señala lo mucho más productivo que eres ahora, en comparación con cuando te contrataron).

También puedes mencionar factores de mercado relativos a la tarifa horaria, como por ejemplo:

  • Tu salario actual o el anterior, si estabas bien pagado
  • Estudios de mercado que hayas realizado sobre los salarios promedios de tu puesto de trabajo
  • Cualquier otra oferta de trabajo que hayas recibido o esperes recibir pronto en tu búsqueda de empleo

Y es mejor evitar los motivos personales cuando se empieza a negociar la tarifa por hora.

No hables del precio de la gasolina, los préstamos estudiantiles, tus largas traslados, etc. Eso no va a ser tan convincente.

4. Utilizar preguntas abiertas

A veces, hacer preguntas puede ayudarte a conseguir un salario más alto.

Este es uno de esos consejos de negociación salarial que resultan contraintuitivos, pero dejar hablar al responsable de contratación puede impulsar tu oferta de trabajo tanto como cuando hablas/negocias un salario por hora más alto.

Aquí tienes ejemplos de preguntas abiertas que pueden hacer avanzar la conversación, ayudarte a superar objeciones y descubrir información importante a la hora de negociar el salario o la remuneración por hora:

  • “¿Qué opinas de ___?”
  • “¿Existe alguna flexibilidad en la retribución por hora de este puesto?”.
  • “¿Qué rango ha presupuestado para este puesto?”.

Hacer una pregunta como “¿Hay flexibilidad en su oferta?” es una táctica poderosa a la hora de negociar el salario, porque incita al empleador a negociar contra sí mismo.

En lugar de hacer una contraoferta concreta, lo que estás haciendo es pedir al empleador el mejor salario inicial que puede ofrecerte (pero con una redacción más agradable).

E incluso, si el empleador no puede aumentar el salario por hora para el puesto, puede ofrecerte una prima de contratación, más tiempo de vacaciones, la posibilidad de ganar un aumento tras un periodo de prueba, etc.

Y al preguntar, ¡habrías dado con lo mejor que puede ofrecer el empleador! Eso es una victoria. Ese es uno de tus principales objetivos en una negociación laboral. No siempre obtendrás el salario exacto que pides, pero será una conversación fructífera si averiguas el mejor salario por hora que puede ofrecerte el empleador.

5. Enfócate en conseguir lo que es justo para ti

Tu objetivo en una negociación es conseguir lo que es justo.

Averigua qué puede ofrecerte el empleador, decide si es justo para ti en función del puesto y de tus aptitudes, y toma una decisión.

Tu objetivo no es intimidar o engañar a un empleador para que te pague mucho más de lo que vale el trabajo.

Eso sólo va a arruinar tu relación con las empresas/los responsables de contratación, e incluso si deciden que eres la persona que quieren contratar, empezarás con mal pie.

De hecho, yo diría que no te conviene trabajar en una empresa que ofrece a sus empleados un salario muy superior al que debería corresponder al puesto.

¿Qué probabilidades hay de que se mantengan activos con un planteamiento así?

Así que piensa en la negociación como una conversación para llegar a un acuerdo justo.

Recuerda esto si te enfrentas a preguntas sobre el salario difíciles o te sientes incómodo. Simplemente estás intentando llegar a un compromiso justo que sea bueno para ti y para la empresa.

Si mantienes la calma y abordas la negociación con este objetivo en mente, conseguirás un salario por hora justo y además empezarás tu nuevo trabajo en una buena posición con la empresa.

6. Está bien hacer preguntas sobre el paquete de remuneración

En caso de que estés recibiendo la primera oferta, o revisando una contraoferta, no pasa nada si haces preguntas y aclaras cualquier cosa que necesites.

Los solicitantes de empleo nunca deben apresurarse a responder a una oferta antes de conocer todos los detalles.

Así que asegúrate de que entiendes perfectamente la remuneración, las prestaciones, la descripción del puesto y el trabajo que se espera de ti, cómo se medirá tu rendimiento y cómo funcionan también sus evaluaciones.

Debes comprender si sólo te pagan un salario por hora o si recibirás alguna bonificación anual adicional, como las bonificaciones por rendimiento, por firma, etc.

Debes tener claro cuándo podrás optar por primera vez a un aumento. Puede que el empleador no tenga margen de maniobra en su oferta, pero realizará una evaluación del rendimiento en seis meses.

Eso no es tan bueno como recibir más dinero ahora, pero sigue siendo un paso útil para asegurarte una compensación justa.

Así que ten en cuenta todo lo anterior y, si no tienes claro alguno de estos puntos, pregunta.

7. No es necesario cerrar la negociación salarial en la primera conversación

No pasa nada si no puedes llegar a un acuerdo sobre el salario inicial en una sola reunión o conversación telefónica.

No tienes por qué aceptar una oferta de trabajo inmediatamente.

Muchos solicitantes de empleo no se dan cuenta de ello.

No tengas miedo de pedir 24 horas al empleador para considerar lo que han hablado.

Dile al responsable de contratación que agradeces la oferta y que te entusiasma, pero que siempre te gusta discutir las decisiones importantes con tu familia.

A continuación, pregúntales si te parece bien que te pongas en contacto con ellos en 24 horas (o un poco más).

No corres el riesgo de perder este posible nuevo empleo por pedir tiempo para considerar la oferta, ya que estás preguntando directamente al responsable de contratación si le parece bien ponerte en contacto con él en un plazo determinado.

Sabrás inmediatamente si están de acuerdo (que siempre deberían estarlo; se trata de una petición totalmente razonable en el proceso de contratación).

Muchos candidatos se sienten presionados a responder inmediatamente cada vez que un empleador les ofrece el puesto, pero siempre puedes aceptar la oferta final y revisar los detalles en casa, en un ambiente más relajado.

8. Intentar obtener ofertas de varios empleadores

Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero vas a tener más influencia y más confianza en cualquier negociación salarial si tienes ofertas para varios trabajos.

Esto te permitirá negociar con menos ansiedad, vender tu valor y pedir la cantidad exacta que deseas para tomar el cargo.

En cambio, si tienes una única oferta de trabajo, serás más tímido a la hora de negociar, ya que te preocupará qué hacer si el empresario te ofrece demasiado poco.

Así que mi consejo es: no dejes de solicitar puestos hasta que hayas aceptado una oferta de trabajo por escrito.

Este es el consejo que le daría a un amigo íntimo si me preguntara cómo enfocar su búsqueda de empleo.

Este enfoque va a aumentar tu confianza no sólo a la hora de negociar el salario, sino también en tus entrevistas de trabajo.

Tus interacciones con los empleadores cambiarán radicalmente cuando tengas varias entrevistas y te lleguen varias ofertas potenciales.

No tendrás miedo de pedir lo que quieres. Y no te sentirás presionado a aceptar una oferta de trabajo que no te parezca justa.

9. Preparar notas de negociación

No querrás pasarte la negociación revolviendo docenas de papeles o mirando documentos, así que llevar una sola página de notas puede ser útil para quienes buscan trabajo y quieren negociar bien.

Y si estás negociando tu salario por hora por teléfono, el responsable de contratación ni siquiera puede verte, así que aprovéchalo al máximo.

Prepara notas, quizá con bolígrafo y rotulador fluorescente, para poder ver rápidamente los puntos clave que quieras mencionar.

Tus notas para negociar pueden incluir lo siguiente (sin limitarse a ello):

  • Salarios promedios pagados por otras empresas para tu puesto en tu zona geográfica.
  • La cantidad que tienes previsto solicitar y los principales argumentos que lo justifican.
  • Las principales áreas en las que aportarás valor inmediato a la organización una vez contratado

Este es un paso opcional en cuanto a cómo negociar el salario por hora en persona, pero a muchos solicitantes de empleo les resultará útil.

Y si vas a negociar a través de una conversación telefónica, sería un error no tener preparadas unas notas básicas.

Sólo asegúrate de no estar revolviendo papeles en voz alta durante la conversación telefónica. Ten tus papeles organizados para poder consultarlos rápida y fácilmente (¡y sin hacer ruido!).

Cada nota que escribes es un dato o una idea que no tienes que recordar. Esto libera tu cerebro para que se centre en negociar y escuchar bien en lugar de recordar números y otros detalles.

Ten también un bolígrafo a mano durante una negociación salarial por teléfono para anotar cualquier cifra o detalle clave que te comunique el responsable de contratación.

10. No te saltes la investigación

Antes he mencionado la investigación salarial, pero quiero volver a destacar su importancia antes de terminar esta lista.

Si estás a punto de negociar un salario por hora y no tienes claros TODOS los puntos siguientes, es que no estás preparado:

  • Salarios promedios para puestos similares
  • Cuánto piensas pedir (una cifra concreta)
  • Qué aportarás a este puesto y cómo ayudarás a la empresa una vez contratado

En una negociación, tu nivel de investigación se nota. En cuanto empieces a hablar, el responsable de contratación verá si eres una persona preparada para esta conversación o si quieres más dinero pero no sabes explicar por qué.

Y puede que te hagan preguntas difíciles en respuesta a tu solicitud de aumento salarial, como por ejemplo “¿Cómo has llegado a esa cifra?” o “¿Por qué crees que se justifica esta cifra concreta?”.

Tu mejor chance para conseguir un salario más alto es demostrar al gerente que estás bien preparado y confiado en tu solicitud, y que puedes respaldarla con hechos y lógica.

Conclusión: Cómo Negociar un Salario Por Hora

Es normal y aceptable negociar tu salario por hora con los empleadores.

Acude a la negociación con confianza (y una sólida investigación), sé educado pero directo/firme, y averigua qué puede ofrecer el jefe.

Si consigues un salario justo para ambas partes y/o descubres lo mejor que puede ofrecerte un empleador, habrás tenido una negociación exitosa.

Por último, recuerda que no tienes por qué apresurarte a decidir sobre una oferta de trabajo en el momento.

Si el gerente te hace una contraoferta o te propone un aumento de sueldo inferior al que querías, puedes pedir entre 24 y 48 horas para estudiar los detalles antes de responder.

Si sigues los consejos anteriores, tendrás la mejor oportunidad de negociar un salario por hora más alto, bien sea para empezar en un nuevo puesto, o para pedir un aumento en tu puesto actual.


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.