4 Ejemplos de Frases Para Cerrar una Entrevista y Ganar el Trabajo

By Biron Clark

Published:

Preparación de la Entrevista

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

Hay un par de cosas que los empleadores siempre recuerdan después de entrevistarte… y una de las más importantes es cómo cierras la entrevista.

Recordarán si terminaste confiado o parecías nervioso. Recordarán si reafirmaste tu interés por el trabajo o si parecías desinteresado. (Sugerencia: siempre es mejor mostrar interés por el puesto y eliminar todas las dudas que tengan).

Por eso, en este artículo, vas a conocer cuatro ejemplos de buenas frases para cerrar una entrevista, terminar la conversación y conseguir más ofertas de trabajo.

También veremos lo que NO hay que decir y algunos errores importantes que debes evitar al cerrar… así que asegúrate de leer hasta el final.

4 Ejemplos de Frases Para Cerrar una Entrevista:

1. El cierre sencillo y profesional:

“Gracias por su tiempo. ¡Ha sido un placer conocerte, <NOMBRE>! Estoy deseando escuchar tus comentarios, y no dudes en ponerte en contacto conmigo en cualquier momento si tienes alguna pregunta o inquietud.”

Lo único que podría añadir es: preguntar sobre los próximos pasos y cuándo puedes esperar recibir comentarios, de esta manera: “Además, ¿cuándo puedo esperar recibir comentarios y quién se pondrá en contacto?”.

Así que siéntete libre de añadir esa parte también. Esto te ayudará a saber cuándo debes hacer el seguimiento y qué puedes esperar. También puedes conseguir una tarjeta de visita de cada persona con la que te hayas reunido para facilitar el proceso de seguimiento, si no tienes noticias suyas en un par de días.

Si no, yo lo haría corto y sencillo, como el guión anterior.

Lecturas complementarias: ¿Cuánto tarda recibir una respuesta tras una entrevista?

2. El resumen de “por qué debería contratarme”

“Gracias por reunirte conmigo. Estoy entusiasmado con el puesto, y parece que encaja muy bien en función de mi experiencia en X e Y. Estoy deseando que me cuentes los próximos pasos, ¡y no dudes en ponerte en contacto conmigo si tienes alguna pregunta o duda mientras tanto!”.

Y, como se menciona en el anterior ejemplo de cierre de entrevista, puedes concluir preguntando cuándo puedes esperar la respuesta.

Por ejemplo, pueden decir: “Igualmente, ha sido un placer reunirme contigo. Estaremos en contacto”.

Entonces podrías decir: “¡Suena muy bien! ¿Cuándo puedo esperar recibir comentarios y quién se pondrá en contacto para darme respuesta?”.

Después, consigue su tarjeta de visita y marca en tu calendario la fecha en la que esperas recibir sus comentarios, para poder ponerte en contacto con ellos si pasa esa fecha.

Ahora bien, las dos siguientes frases para cerrar una entrevista (nº 3 y 4) son más directas. Así es como se cierra una entrevista y se pide el trabajo directamente.

3. Preguntar “¿qué es lo que sigue?”

“El trabajo suena muy bien. Definitivamente me interesa. ¿Cuál es el siguiente paso?”

Este guión es una buena forma de demostrarles que te interesa el puesto y que confías en tu capacidad para desempeñarlo bien.

(Siempre es bueno mostrar confianza en las entrevistas).

Si preguntas esto al final de la entrevista, sabrás qué sigue en el proceso, e incluso, puede que te digan que están leyendo para ofrecerte el puesto.

Si quieres tomar cartas en el asunto y pedirles de forma clara y directa que te ofrezcan el puesto, la siguiente plantilla es para ti:

4. La pregunta con seguridad: Cómo cerrar una entrevista y pedir trabajo directamente

“Estoy seguro de que este es el trabajo que quiero. ¿Hay algo que le impida ofrecerme el puesto hoy mismo?”.

A partir de aquí, pueden decir que están de acuerdo y que les gustaría presentar una oferta. O puede que el responsable de contratación diga que necesita tiempo para reunirse con su equipo internamente y discutir las cosas. (O reunirse con otros candidatos a los que tengan que entrevistar).

Así que no te asustes si no escuchas un “sí”. Fue un movimiento valiente y de gran confianza que a veces funciona, pero que en otras recibirás un “necesitamos tiempo para pensarlo”. Así que si ese es el caso, solo diles lo siguiente:

“¡Entiendo! Estoy deseando escuchar su opinión cuando usted y su equipo hayan tomado una decisión. ¿Tiene una idea de cuándo puedo esperar una respuesta?”.

Al preguntar, les has demostrado que tienes confianza y ganas de conseguir el puesto, y has averiguado cómo será el resto del proceso, lo cual es valioso saber.

Lo que *no* hay que decir al cerrar una entrevista.

Hay una frase que veo que la gente recomienda para el final de una entrevista, que yo nunca recomendaría.

Esto es lo que la gente recomienda incorrectamente que digas:

“¿Tiene alguna duda sobre mí como candidato, o alguna razón por la que no me contrataría para el puesto?”.

Aunque esto pueda sonar similar al ejemplo #4 (arriba), no lo es. El ejemplo anterior, que recomiendo, consiste en preguntar por el proceso en general y averiguar si pueden ofrecerte el trabajo teniendo en cuenta todos los factores.

Sin embargo, preguntarles sobre las preocupaciones que tienen sobre ti es una forma problemática de terminar la entrevista, por varias razones:

  • Eso le da notoriedad a las cosas negativas. Les estás pidiendo que piensen en razones por las que no te contratarían para el trabajo.
  • De todos modos, no te lo van a decir, y menos en el acto, como ahora.
  • La entrevista acaba de terminar y necesitan tiempo para pensar en todo. Sería igualmente extraño que te preguntaran: “Entonces, basándonos en lo que hemos hablado, ¿hay alguna razón por la que no aceptarías este trabajo?”.

Así que si quieres causar una impresión duradera, termina tu entrevista de trabajo con uno de los cuatro ejemplos de frases de cierre anteriores.

Eso impresionará más al entrevistador, te dará mejores resultados en tu búsqueda de empleo y te ayudará a encontrar un puesto más rápidamente.

No Te Olvides del Lenguaje Corporal

Asegúrate también de cerrar tu entrevista de trabajo con un buen contacto visual y un apretón de manos firme. El lenguaje corporal importa tanto en una entrevista de trabajo como lo que dices.

Puedes tener el mejor guión del mundo sobre cómo terminar una entrevista, pero si no tienes el lenguaje corporal para respaldarlo, no va a ser tan impresionante.

Así que piensa en el lenguaje corporal como la otra mitad del proceso en tus entrevistas y búsqueda de empleo. Si quieres triunfar en la entrevista y dejar una impresión duradera, asegúrate también de tener un buen aspecto.

Preguntas de Cierre en la Entrevista

También deberías hacer preguntas al final de la entrevista (idealmente, antes de cerrarla con uno de los 4 guiones de ejemplo anteriores). Es otra forma de mostrar interés por el puesto e impresionar al entrevistador.

Aquí tienes dos artículos completos dedicados a las principales preguntas que debes hacer a un entrevistador sobre el puesto, la empresa y mucho más:

Conclusiones: Qué Hacer Después

A continuación, practica lo que has aprendido. Elige la frase de cierre que más te convenga y ensáyala antes de la entrevista (incluyendo el lenguaje corporal y el tono de voz). Practica hablar despacio y con confianza. Practica tu apretón de manos con un amigo o familiar.

Todo esto te ayudará a causar una impresión duradera en el entrevistador para que puedas pasar al siguiente paso del proceso, o recibir una oferta de trabajo.

Los entrevistadores se reúnen con muchos candidatos para cada puesto, así que practica TODO lo que hemos dicho antes si quieres causar una buena impresión en la entrevista.

Y después de la entrevista de trabajo, envía al entrevistador una nota de agradecimiento o un correo electrónico (a mí me gusta el correo electrónico para los sectores más modernos, como la tecnología, el comercio minorista, la sanidad, etc.). Esta es otra táctica que te posicionará firmemente en la mente del entrevistador y aumentará tus posibilidades de ser contratado.

Más recursos para preparar entrevistas:


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.