28 Preguntas Comunes en la Segunda Ronda de Entrevistas

By Biron Clark

Published:

Preguntas y respuestas

Biron Clark

Biron Clark

Writer & Career Coach

 

Si te estás preparando para una segunda entrevista de trabajo, estás en el lugar adecuado.

Voy a compartir las mejores preguntas en la segunda ronda de entrevistas … basándome en mi experiencia como reclutador.

También recibirás consejos para responder y las variantes más comunes de cada pregunta, para que estés totalmente preparado y NUNCA te tomen desprevenido en la entrevista.

Al final de este artículo, estarás seguro de ti mismo y preparado para conseguir el trabajo.

Éstas son las principales preguntas que debes plantearte en tu segunda entrevista…

¿Puedes explicarme tu currículum?

Esta es una de las primeras preguntas que probablemente escucharás. También pueden preguntar: “¿Qué puede decirme de ti?”.

En ambos casos, quieren conocerte como profesional, así que no es el momento de compartir datos personales. 

Sé breve en tu respuesta y repasa cronológicamente tu carrera, hablando de lo que consideres más importante y relevante para el puesto para el que te entrevistas.

Ten en cuenta que no pasa nada si empiezas a mitad de carrera si crees que el inicio de la misma ya no es relevante. Es una buena opción si eres un trabajador de edad con más experiencia. Por ejemplo, podrías empezar diciendo: “Bueno, he sido Gerente durante los últimos 10 años…”.

¡Así podrías empezar en un punto intermedio de tu carrera!

En cualquier caso, siempre piensa que se trata de un resumen de lo más destacado, no de una oportunidad para hablar durante cinco minutos y compartir todas y cada una de las cosas que has hecho.Tu respuesta total debe ser de uno o dos minutos como máximo.

En tu respuesta, explica lo siguiente:

  • Cargos relevantes que has ocupado
  • Principales cambios en tu carrera y las razones
  • Grandes logros/proyectos clave

También me gusta terminar mi respuesta explicando qué es lo próximo que busco en mi carrera. Por ejemplo, podrías concluir diciendo:

“Y ahora mismo quiero dar el salto a un puesto de Director o Gerente Senior, por eso solicité este puesto. Vi en la descripción del cargo que se necesita a alguien con una amplia experiencia en ___, así que me pareció que podía encajar muy bien.”

Además, lleva varias copias de tu currículum a cada entrevista. Eso te ayudará a la hora de dar tu respuesta, ¡y tendrás copias extra para repartir a los entrevistadores que lo necesiten!

¿De qué eras responsable en tu último trabajo?

Esta es una de las preguntas más comunes que escucharás en cualquier segunda entrevista.

Prepárate para explicar tus principales responsabilidades y logros de los últimos años, y piensa siempre en el puesto para el que te entrevistas, de modo que puedas destacar los aspectos de tu trabajo que sean más relevantes para ese empleador.

Por ejemplo, si en tu último trabajo supervisabas y capacitabas a algunas personas, pero sólo era el 20% de tus funciones, deberías mencionarlo MUY al principio de tu respuesta si ahora te están entrevistando para un puesto de supervisor o director. (¡Porque el liderazgo es importante en este próximo rol!)

Los empleadores también pueden preguntarte : “¿Cuál ha sido tu mayor logro?”.

Así que revisa lo que has conseguido y hecho en tu trabajo más reciente. Quizá hace tiempo que no revisas los resultados que obtuviste para la empresa. Si quieres estar preparado para dar una respuesta clara y segura cuando te pregunten, practica con antelación.

También espera preguntas similares en tu segunda entrevista, como “¿Cómo era un día típico en tu trabajo anterior?” o “¿Cómo medías el rendimiento laboral?”.

¿Por qué quieres trabajar aquí?

Si es la primera vez que te encuentras con el entrevistador, es probable que te pregunte por qué te interesa ese trabajo en concreto.

Así que, antes de la segunda entrevista, revisa la descripción del trabajo y piensa en una o dos razones por las que te gustaría ocupar ese cargo.

¿Qué es lo que más te atrae del puesto? ¿Qué aspectos de este trabajo se ajustan a tus objetivos? ¿Y qué puedes aprender o hacer aquí que te entusiasme?

En resumidas cuentas: En la segunda ronda, es casi seguro que te pregunten por qué quieres trabajar con ellos, y no basta con decir: “Sólo necesito un trabajo”.

Todos los que se presentaron necesitan un trabajo, y los empleadores suelen recibir 100 candidatos, por lo que buscan algo más en la segunda ronda de entrevistas.

También pueden preguntarte : “¿Qué buscas en tu próximo puesto?”. Es otra pregunta habitual en una segunda entrevista.

Si oyes esto, prepárate para nombrar cosas específicas a las que aspiras en tu próximo puesto. Y asegúrate de que son oportunidades que ofrece el puesto de trabajo que estás discutiendo. De lo contrario, podría costarte la oferta de trabajo.

Además, prepárate para: “¿Qué sabes de la empresa?”.

Esta es una pregunta común que se puede oír en cualquier ronda del proceso de entrevistas.

¿Cómo tomas las decisiones?

Esta pregunta es especialmente común en una segunda entrevista. En esta segunda ronda, intentan profundizar en tus comportamientos y tu personalidad.

En general, cuando el responsable de contratación te pregunta “¿cómo tomas las decisiones?”, quiere ver que te mantienes calmado y aplicas la lógica en la toma de decisiones. Así que es mejor mostrarles que sigues un proceso tranquilo y lógico.

Por ejemplo, podrías decir repasas los resultados y riesgos probables de una decisión y, a continuación, seleccionas la acción que consideras que aportará el mejor resultado esperado.

No siempre es posible saber cómo resultará una decisión, pero el empleador se sentirá mucho más cómodo contratándote y trabajando contigo si le demuestras que intentas hacer tu mejor estimación/análisis.

¿Qué tipo de entorno de trabajo prefieres?

La primera entrevista trata sobre todo de tus aptitudes y de averiguar si puedes hacer el trabajo. En una segunda ronda de entrevistas, empezarás a ver más preguntas como ésta… diseñadas para averiguar lo que te gusta y cómo encajarías en el equipo si te contratan.

Así que para prepararte para esta pregunta, investiga al empleador y determina qué tipo de entorno parece ofrecer. ¿Es más relajado o formal? ¿Es una gran empresa o un pequeño emprendimiento? Etc.

Puedes consultar el sitio web de la empresa, la página de Facebook, Instagram, el canal de YouTube, etc. para obtener esta información.

A continuación, intenta dar una respuesta que demuestre que encajarás en su entorno y que te gustará el trabajo que ofrecen. Eso contribuirá en gran medida a que el responsable de contratación se sienta cómodo para contratarte en una segunda entrevista.

Para obtener más ayuda, lee aquí ejemplos completos de respuestas a “¿qué tipo de entorno de trabajo prefieres?

¿Cuáles son tus puntos fuertes y qué necesitas mejorar?

En la lista de preguntas en la segunda ronda de entrevistas de una empresa, lo más probable es que profundicen más en tus habilidades y capacidades técnicas.

En la primera entrevista se dieron cuenta de que podías hacer las tareas básicas, pero ahora quieren saber más.

Te preguntarán cuáles son tus mayores fortalezas y debilidades.

Y también es probable que te pregunten: “¿Qué necesitas mejorar?”.

Así que, para prepararte, piensa en un área en la que quieras mejorar, ¡pero asegúrate de que no sea un área crucial para este trabajo! Por ejemplo, no querrás decir que tu comunicación con el cliente necesita mejorar si te están haciendo una entrevista para un puesto de atención al cliente.

Sin embargo, podrías decir que está trabajando en tu liderazgo en este momento porque esperas ascender al nivel de Gerente con el tiempo. Esa sería una buena respuesta a esta pregunta.

Prepárate para dar un ejemplo de cómo estás trabajando para mejorar en este ámbito, ya que es posible que también te hagan una pregunta de seguimiento al respecto.

¿Qué te motiva?

A continuación, es probable que el entrevistador quiera saber qué te impulsa y motiva en general. Y querrán oír algo que no sea dinero.

Obvio: los responsables de contratación saben que todo el mundo viene a trabajar para ganarse un sueldo.

Pero en un trabajo común, te pagan una vez cada dos semanas, así que también quieren saber qué te va a motivar el resto de los días.

Cuando las cosas se ponen difíciles o te enfrentas a un reto y no vuelves a cobrar hasta dentro de una semana y media, quieren saber qué tan fuerte y resistente serás el resto de los días.

Así que, aparte del dinero, piensa en algo que te impulse en tu carrera y te motive a hacer un buen trabajo.

¿Por qué dejaste tu último trabajo?

Si no estás trabajando actualmente, es probable que los empleadores te pregunten por qué dejaste tu último puesto.

Tampoco bajes la guardia aunque hayas oído esto en la primera entrevista o en la entrevista telefónica… porque si estás hablando con una persona nueva en esta segunda entrevista de trabajo, ¡podrías volver a escuchar la misma pregunta!

Y si estás trabajando actualmente, prepárate para responder : “¿Por qué quieres dejar tu empresa actual?”.

¡Pero nunca hables mal! Es mejor que te centres en las cosas positivas que esperas obtener al cambiar de trabajo. Me gusta decir:

“He aprendido mucho en mi puesto actual, pero creo que es hora de cambiar para exponerme a nuevos retos y seguir creciendo en mi carrera”.

(Aunque esta respuesta funciona mejor si llevas al menos uno o dos años en tu empresa actual).

¿Cuáles son tus objetivos profesionales?

Los empleadores no sólo quieren contratar candidatos para unas semanas o unos meses (suponiendo que se trate de un puesto permanente a tiempo completo). Quieren a alguien que se quede unos cuantos años, preferiblemente.

Cuesta dinero y tiempo contratarte y formar a los candidatos, por lo que te verán como una pérdida o un contratiempo bastante grande si te vas en los primeros 12 meses. (Ese no es su objetivo en cuanto al tiempo que te quedarás; es sólo el mínimo que esperan).

Así que una de las preguntas en la segunda entrevista que le harán a un candidato es: “¿Cuáles son tus objetivos profesionales?” o ¿dónde te ves dentro de unos años?.

Lo más importante que hay que saber aquí: Están intentando confirmar que su trabajo encaja con tus objetivos a largo plazo. Si su trabajo no parece estar relacionado con la carrera que dices querer a largo plazo, es poco probable que te contraten.

Saben que estarás más motivado y permanecerás más tiempo si estás aprendiendo habilidades que se ajustan a tus objetivos más importantes.

También es posible que escuches esta pregunta en una entrevista final con un director general u otro ejecutivo, así que prepárate también para ello.

Describe a tu jefe ideal

Normalmente escucharás esta pregunta cuando hables directamente con el responsable de contratación (lo que suele ocurrir en la segunda ronda).

El responsable de RRHH de la primera entrevista les ha dicho que tienes las aptitudes básicas para el puesto, pero lo que el gerente de contratación quiere saber, es si trabajarán bien juntos.

Por eso van a preguntarte si puedes describir a tu jefe ideal.

Recomiendo dar una respuesta que indique que puedes trabajar con distintos jefes. Por ejemplo:

“En el pasado he trabajado bajo una estrecha supervisión, pero también con jefes que me controlaban muy poco y me daban mucha libertad para actuar. Me fue bien en ambos tipos de funciones y no creo que necesite un estilo de dirección u otro para prosperar. Como directivo, ¿encajas más en una de esas categorías que en la otra?”.

O, si estás seguro del estilo de este jefe de contratación, puede ser más atrevido y decir que te gusta trabajar con jefes así.

Por ejemplo:

“Me gusta un jefe que me dé mucha libertad y autonomía. Me gusta tomar decisiones y poder plantearme retos y crecer, lo hago mejor bajo ese tipo de liderazgo.”

Pero no digas esto si no estás seguro de qué tipo de líder es el jefe de contratación, ¡o podría costarte el puesto!

Para más ejemplos de respuestas, lee este artículo.

¿Cómo gestionas los conflictos en el trabajo?

Prepárate para preguntas sobre conflictos y desacuerdos en tu segunda ronda de entrevistas de trabajo.

Pueden pedirte que describas cómo gestionas los conflictos en general, o pueden hacerte una pregunta de conducta, como: “Cuéntame alguna vez que hayas estado en desacuerdo con un compañero de trabajo. ¿Cómo lo gestionaste?”.

Tu objetivo aquí es demostrar que eres capaz de mantener la calma y pensar con lógica, y nunca tomarte las cosas como algo personal o emocionarte durante un desacuerdo laboral.

Demuestra que tienes en cuenta las necesidades de la empresa y que estás dispuesto a escuchar a la otra persona, llegar a un acuerdo y hacer lo que sea mejor para la empresa.

Si un responsable de contratación escucha esto, se sentirá mucho más cómodo contratándote.

Como nota extra, en la segunda ronda es donde escucharás la mayoría de las preguntas de conducta en entrevistas en general. (Aunque algunos empleadores formulan estas preguntas a lo largo del proceso de entrevista).

Así que prepárate también para este tipo de preguntas:

¿Cómo te describirían tus antiguos compañeros de trabajo?

Esta es otra pregunta de la segunda entrevista diseñada para profundizar en tu personalidad y estilo de trabajo.

Para prepararte, piensa en algunas cosas positivas que los compañeros de trabajo dirían de ti, y por qué.

El “por qué” es importante, porque es muy probable que el responsable de contratación haga un seguimiento y pregunte lo mismo.

Así que, digas lo que digas, asegúrate de tener razones que lo respalden.

He aquí un buen ejemplo de respuesta:

“Mis compañeros me describirían como una persona que sabe resolver problemas y que mantiene la calma bajo presión. En mi último trabajo, nuestro jefe de equipo estuvo de baja por una enfermedad grave durante una semana, y nos encontramos con un par de problemas de última hora durante el lanzamiento de un gran producto. Me quedé hasta tarde todas las noches, delegué tareas en los demás miembros del equipo y me aseguré de que el lanzamiento transcurriera sin problemas”.

Más respuestas a “¿Cómo te describirían tus compañeros de trabajo?”

¿Eres un líder o un seguidor?

Luego, es probable que te hagan una pregunta en la segunda entrevista de este tipo: “¿Eres un líder o un seguidor?”.

Los empleadores preguntan esto para conocer mejor tu estilo de trabajo y tu potencial a largo plazo en la empresa.

Si un trabajo implica liderazgo directo o gestión de proyectos, también pueden preguntar: “¿Cuál es tu estilo de liderazgo?”.

Ahora hablemos de cómo responder…

Si te presentas a una entrevista para un puesto de colaborador individual, no pasa nada si dices que has trabajado principalmente (o únicamente) como colaborador individual y que te gusta este tipo de trabajo. Pero si tienes aspiraciones de líder, ¡está bien que lo digas! Asegúrate de que también suenas entusiasmado con las principales responsabilidades del puesto que has solicitado.

Ejemplo de una situación (con un GRAN error que hay que evitar):

Si te presentas a una entrevista para un puesto de representante de atención al cliente, no querrás decir que sólo aceptas el puesto porque con el tiempo querrás dirigir un equipo.

Si lo haces, el responsable de contratación te preguntará si estarás motivado para realizar el trabajo diario en este rol.

Así que es mejor decir lo siguiente:

“A largo plazo, me encantaría asumir más liderazgo, sin embargo, también me siento cómodo trabajando en equipo. En el pasado, me han gustado las funciones de colaborador individual dentro del servicio de atención al cliente, así que creo que encajaría bien para este puesto”.

Recuerda siempre: los responsables de contratación están pensando en sus necesidades inmediatas. Quieren a alguien que esté motivado para aceptar ESTE trabajo. No sólo quieren a alguien apasionado por la empresa, o trabajador en general. Han publicado esta oferta porque tienen un trabajo específico que hacer.

Más Pasos para Prepararte Para la Segunda Entrevista

Después de repasar estas preguntas comunes en las entrevistas de segunda ronda, asegúrate de preparar algunas preguntas para hacer al empleador.

Las empresas siempre prefieren contratar a alguien que haga buenas preguntas y parezca interesado en aprender más sobre el trabajo. Se trata, pues, de un paso esencial en cualquier búsqueda de empleo.

Repasa también las preguntas que te hayan podido resultar difíciles en la primera entrevista. Puedes esperar que se repitan las preguntas si hablas con una persona nueva en esta segunda entrevista de trabajo.

Por ejemplo, es común tener la primera entrevista con una persona de RRHH y luego hablar con el director de contratación en la segunda.

Y es un gran error pensar: “RRHH me ha preguntado por qué busco un nuevo puesto, así que ya no tengo que preocuparme por esa pregunta”.

Trabajé durante años como seleccionador de personal, y si no me sentía del todo cómodo con la respuesta de un candidato, le decía al responsable de contratación que volviera a preguntarlo en la siguiente ronda.

Le diría: “Para que lo sepas, no me ha gustado su respuesta sobre por qué buscan un nuevo puesto, así que asegúrate de abordarlo en tu entrevista”.

Ese es el tipo de conversación interna que se produce en un proceso de contratación entre la primera y la segunda ronda, así que ¡prepárate!

Si sigues estos pasos y consejos, estarás bien preparado para una amplia gama de preguntas en la segunda entrevista, de modo que puedas mantener la calma y ganar el puesto.

Otros Consejos y Recursos para la Segunda Entrevista:

 


Biron Clark

Sobre el autor

Lea más artículos de: Biron Clark


¡Crea un currículum profesional gratis!

No es necesario inscribirse ni pagar.